Duarte 2

Fragmento de la columna Informe Rojo de Mussio Cárdenas, 14 de octubre de 2015.

Solitario, saturado de comida chatarra, Javier Duarte vive la soledad.

Ya no gobierna.

Se refugia en Casa Veracruz o se lanza a Córdoba. Alejado de todo y de todos, hace lo que mejor le sale: echar mano del videojuego.

Es su evasión al caos que provocó en Veracruz y que, según él, tiene que seguir. En automático camina el gobierno de Veracruz mientras el solitario de palacio sólo de palabra promulga su existencia, ajeno a que políticamente ya está muerto.

Se va, dice el cordobés, en noviembre. Sí, el 30 de noviembre de 2016.

Se ufana y se burla cuando el burlado es él. Sí, formalmente, deja en esa fecha el poder aunque hace años que dejó de gobernar y quizá nunca lo hizo.

Tomó acciones que se tradujeron en el desastre que hoy vive Veracruz, y eso no es gobernar: la deuda disparada a las nubes, 80, 90, 100 mil millones de pesos; la violencia y el baño de sangre, metida hasta el cuello su policía con los narcos; la desigualdad, la pobreza, municipios veracruzanos entre los que predomina la miseria; la pandilla corrupta y la impunidad en que se cobijan sus cómplices, y la ira descompuesta del que deambula entre la locura y el berrinche.

Bueno, hasta Karime Macías, su esposa, ya lo arrumbó.

Qué patético es Javier Duarte, desgobernador de Veracruz.

Prefiere los Cheetos y el X-Box que cumplir con su obligación legal…

VEA LA COLUMNA COMPLETA EN: 

http://sociedadtrespuntocero.com/2015/10/pri-el-chantaje-de-javier-duarte/

(Foto cortesía de:

http://entornoveracruz.com/wp-content/uploads/duarteagachado.jpg)