No sería la primera vez que una asamblea de la cámara de diputados decide emprender medidas político-jurídicas con dedicatoria personal a Andrés Manuel López Obrador.

Primero fue el desafuero solicitado en 2004 por la Procuraduría General de la República y aprobado por la cámara de diputados el 7 de abril de 2005, en una clara maniobra para tratar de impedir su participación como candidato presidencial en 2006.

Ahora se anuncia un acuerdo entre PRI-PAN y PRD, para evitar que el líder del MORENA haga uso de los spots que por ley corresponden a su partido y donde el mensaje oficial es presentado por López Obrador, y que a consideración de los líderes de esos partidos es una promoción de su imagen de manera anticipada a los comicios de 2018.