campaEl gobierno mexicano refrenda su absoluta apertura y compromiso con la transparencia para trabajar de la mano con la CIDH y otras instancias internacionales en el ramo, señaló el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa.

Sin embargo, no comparte el informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre casos particulares, que fue elaborado en un plazo de cinco días y por ello no puede reflejar la situación general que se vive en el país, declaró en rueda de prensa el funcionario de la Secretaría de Gobernación.

Poco después de que la CIDH emitiera las conclusiones preliminares sobre sus observaciones en México, Campa Cifrián comentó que estas se sustentan en encuentros y entrevistas sobre temas que el propio organismo solicitó revisar.

Agregó que por definición de la misma Comisión Interamericana, las observaciones tienen como base la visita de sólo seis de las 32 entidades del país, una de ellas el Distrito Federal.

Por tanto “el Estado mexicano considera que si bien en algunos casos específicos que ellos observaron se han presentado en condiciones preocupantes, estos no reflejan la situación general del país en materia de derechos humanos”.

El comunicado que emitió la CIDH tampoco refleja el amplio intercambio de informaciónque ha existido entre las distintas autoridades y los integrantes de ese organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Lo mismo ocurre con las posturas que éstos últimos han manifestado sobre los avances que existen en cada materia y que además están contenidos en su informe preliminar.

El Estado mexicano estará atento a la entrega del informe definitivo que hará la CIDH en el primer semestre de 2016, como ellos mismos adelantaron, una vez que hayan procesado a plenitud la información que las autoridades mexicanas proporcionaron.

Campa Cifrián dijo que se coincide con la Comisión en que los retos que el país enfrenta en materia de derechos humanos no pueden solucionarse con respuestas de corto plazo, sino requieren que sean integrales, por lo que refirió lo que se está haciendo para dar respuestas de Estado y enfrentar cada reto.

Ayotzinapa

Agregó que “creemos que a todas luces el caso de Ayotzinapa es una situación extraordinaria y no hay posibilidad de comparar este caso con ningún otro en el país, mucho menos plantear que ésta es la situación generalizada”.

Respecto a la posibilidad de crear una comisión contra la impunidad como la que existe en Guatemala, expuso que “ni en el sistema interamericano y menos en nuestra legislación se prevén acciones para sustituir instituciones”.

Añadió que en el caso de México “la historia acredita que las soluciones del país las tenemos que encontrar los mexicanos. Las que vengan de fuera a resolvernos, sustituyendo a las instituciones de los mexicanos, son siempre salidas fáciles y que conducen al fracaso”.

Roberto Campa manifestó su convicción de que se requiere un cambio de fondo al sistema de justicia penal y que bajar los niveles de violencia y de inseguridad implica necesariamente reducir los índices de impunidad.

Ver esta información en:

http://aristeguinoticias.com/0210/mexico/segob-no-comparte-informe-preliminar-de-cidh-sobre-derechos-humanos-en-mexico/