La declaración de cancelar 2173 plazas de personal que cobra sin trabajar en la secretaria de educación de Veracruz SEV, parece ser otra ocurrencia de los lunes, incluso señalar que eso representa un quebranto financiero al erario público por 815.3 millones de pesos anuales, supondría una serie de denuncias penales para quienes han permitido tal hurto.

Es muy delicado que esta irregularidad se haya presentado antes de que iniciara el gobierno de Javier Duarte, porque nada se hizo para frenar el abuso; peor aún que se tenga conocimiento que el desfalco se esté cometiendo desde que inició esta administración, Si así fuera, al llegar al quintó año de gobierno, en esta administración ya estaría rebasando los 4 mil millones de pesos el monto de la defraudación y los responsables por omisión o por comisión serían el actual oficial mayor de la SEV, Vicente Benitez González y sus antecesores.