adicciones-editXimena García/ Xalapa- 2015-10-2012:54:50- El número de adolescentes incluso desde los 13 años, que son atendidos en la fundación Casa Nueva por tener problemas de drogadicción ha ido en aumento, lo que puede ser reflejo de las familias cada vez más disfuncionales y la cultura pro consumo, en su mayoría de alcohol.

Pilar Landa, coordinadora del programa de adultos, explicó que dentro de Casa Nueva existen dos programas el de adolescentes y adultos y en el programa dirigido a jóvenes, hay incluso una lista de espera.

Lamentó que hay menores desde los 13 años y hasta los 19 que ya necesitan atención por problemas con las drogas y que esto sea una constante.

“Ahorita tenemos alrededor de 15 a 20 personas en cada programa y ha ido aumentado. Ha aumentado la atención sobre todo en adolescentes, hemos tenido lista de espera porque son muchísimos y obviamente tiene que ver la presión de la familia, en el caso de adultos nos llegan cada vez menos porque están más resistentes”.

Y es que dijo, aunque originalmente el programa iba dirigido a personas mayores de edad, es decir de los 18 años en adelante, se ha tenido que ir bajando la edad hasta llegar a los 13 años.

Lo anterior, consideró puede obedecer a que las familias son cada vez más disfuncionales, que en ocasiones tienen problemas también de alcoholismo además de la cultura pro consumo que inducen a la ingesta de alcohol.

“Y yo he escuchado casos donde las mamás son convencidas por los jóvenes de que la mariguana está bien, porque es natural y porque el verde es vida, ese es su discurso y las mamás terminan siendo convencidas”.

Recordó que el programa de rehabilitación para jóvenes dentro de la fundación Casa Nueva, tiene una duración de seis meses aunque en algunos casos se prolonga pues la idea es lograr reinsertarlos al ambiente escolar.

En 13 años, Casa Nueva ha atendido a cerca de mil 250 personas, y el 50 por ciento de ellos, ha logrado recuperarse.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO