casos_ministro_arturo_zaldivar_800Redacción- 2015-10-2810:23:34- La decisión sobre permitir el uso ‘‘lúdico’’ de la mariguana para consumo personal está en el aire; trascendió que hay ministros de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que no comparten el proyecto de dictamen elaborado por Arturo Zaldívar, el cual propone amparar a cuatro quejosos para que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) les conceda permiso para producir y consumir mariguana sin incluir ‘‘actos de comercio, suministro o cualquier otro que se refiera a la enajenación o distribución’’ de la citada hierba.

De acuerdo a lo publicado por La Jornada, fuentes judiciales señalaron que este miércoles, en sesión privada, los ministros decidirán si el asunto es turnado a pleno –para lo cual se requerirá de al menos tres votos– o si la sala lo resuelve de una vez.

Zaldívar, quien contaría con el apoyo de al menos un ministro, argumenta que su resolución es favorable al derecho humano al libre desarrollo de la personalidad y la autodeterminación.

Sin embargo, hay ministros que se oponen al proyecto y consideran que, por su trascendencia, el asunto debe ser resuelto por el pleno y no por los cinco que integran la sala.

Consideran que el consumo de la droga no es perseguido judicialmente, por lo que no se explican que el proyecto de Zaldívar ponga énfasis en explicar por qué el consumo de la mariguana con ‘‘fines lúdicos’’ es legítimo. También señalaron que si la Corte permite la siembra y consumo iría en contra de tratados internacionales firmados por México, en los el país se comprometió a implementar políticas públicas que reduzcan la producción y consumo de drogas.

Agregaron que el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena sería el fiel de la balanza que defina si el asunto es turnado a pleno, y se prevé que si el asunto se resuelve hoy, la votación será dividida.

Quienes se oponen al proyecto, se dijo, plantean que el pleno podría convocar a una consulta pública, como sucedió cuando el máximo tribunal validó el aborto en el Distrito Federal hasta las 12 semanas de gestación, y establecer plazos concretos para la elaboración del proyecto respectivo y su discusión en el pleno.

Zaldívar sostiene que no se justifica la prohibición al consumo personal, ya que éste no impacta significativamente en la salud de la población ni tampoco en el orden público.

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO