Harry Grappa Guzmán, secretario de turismo en Veracruz parece vivir en otro mundo, un lugar donde suceden cosas que sólo el puede ver y disfrutar; sólo así se podría explicar su negativa a aceptar la estadística oficial del Sistema Nacional de Seguridad Pública que señala los altos índices delincuenciales que prevalecen en los llamados Pueblos mágicos.

Que Harry Grappa lo ignore, no quiere decir que no sucedan las cosas, por ejemplo: La ciudad de Orizaba, vive una ola de secuestros, ejecuciones y enfrentamientos en la vía pública que rompen la tranquilidad del recientemente declarado pueblo mágico por la SECTUR, situación similar se ha vivido en Coatepec, otro pueblo mágico cercano a capital del estado que incluso tiene a su presidente municipal a salto de mata, acusado de ordenar el asesinato de su tesorero.