frutas-verduras-extranas-12Rosalinda Morales / Xalapa- 2015-10-1612:01:14- Este viernes 16 de octubre se conmemora el Día internacional de la alimentación, pero comer saludable en Veracruz y en general en el país resulta cada día más difícil, ya que según los datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor en México, en este 2015, la inflación en las legumbres y hortalizas, de diciembre de 2005 a diciembre de 2014, se elevó a 60.50 por ciento, por arriba de la inflación alcanzada por el total de productos, de 44.8 por ciento; y en menor medida sucedió con las frutas, que tuvieron una variación en los precios de 58.5% para el mismo periodo.

Es así que llevar a la mesa de los veracruzanos las raciones diarias de verduras, frutas y hortalizas se vuelve muy caro y en muchos hogares imposible.

Los frutos más caros son justo los de mayor valor nutricional, el aguacate ha llegado a costar 70 pesos el kilogramo en esta semana, el tomate cuesta 25 a 38 pesos el kilogramo, hortalizas varias cuestan entre los 25 y los 50 pesos el kilogramo. Una sandía llega a costar 15 pesos el kilo, un melón la pieza vale 25 pesos, una papaya 18 pesos y así los precios.

Con estos precios hay quien le apuesta a que se regrese a la antigua práctica de tener huertos familiares de tomate, cítricos, hierbas aromáticas, hortalizas como betabel, lechuga, rábano, etcétera, granos como el maíz, cereales. Y así ir consumiendo lo que en casa se produce, incluida la cría de gallinas de rancho ponedoras, ya que la pieza de hubo oscila entre 1.50 y 2.00 pesos.

El director de Agricultura de Sedarpa, Valentín Casas señala que se debe transitar “a tener huertos familiares, o en departamentos, huertos colgantes, para abastecerse de forma propia de nuestros alimentos, hay un programa de enseñanza en Sedarpa que indica cómo construir tu propio huerto, eso ayuda a no comprar todo lo que consumimos y comer más saludable”, expuso.

LOS CÁRNICOS SÍ BAJARON SU VALOR AL CONSUMIDOR

Con el indicador Índice Nacional de Precios Productor (INPP) se puede observar el comportamiento de los precios de la producción “total de todos los bienes y servicios de la economía nacional”, de los alimentos procedentes de la “agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza” y de los productos provenientes de la “industria alimentaria”. Los tres conceptos han tenido una tendencia a la baja, al pasar de una variación anual de 7.8%, 10.3% y 11.9% en 2011 a 0.9%, 6.0% y 3.5% en 2014, respectivamente.

Las cifras más actuales del INPP disponibles en el plano mensual de enero a septiembre de 2015 indican que en los precios de los productos de la “agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza” se generó una tendencia a la baja, al pasar de 1.0% en enero a 0.8% en septiembre.

En febrero cayeron los precios respecto al mes anterior en -2.0%; asimismo, para los meses de mayo y agosto, la baja de los precios se estableció en -3.9% y en -2.1, respectivamente.

SÓLO 4 DE CADA 10 HECTÁREAS SE USAN PARA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS

En México se tiene una superficie de 109.3 millones de hectáreas de las unidades de producción; sin embargo, sólo 4 de cada 10 hectáreas se destinan a la producción de alimentos.

Del total de la producción agrícola en 2014, el 73% se comercializó, el 23% se utilizó en el autoconsumo de las unidades (humano o animal) y el 4% restante se perdió durante la cosecha, el transporte o en el almacenamiento.

De acuerdo a la producción reportada en 2014, cada habitante del país consume en promedio 188 kilogramos de maíz y 12.8 kg de frijol al año; por otra parte, cada habitante ingiere diariamente un poco más de un cuarto (280 ml) de leche, ya sea en consumo directo o a través de algún derivado.

PRODUCCIÓN

La Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2014 reportó una superficie de 109.3 millones de hectáreas a nivel nacional; sin embargo, sólo 4 de cada 10 hectáreas se destinan a la producción de alimentos, sea para consumo humano o para la alimentación de animales domésticos. De esta superficie, el 24 % está ocupada por maíz blanco, de la cual se obtiene una producción anual de 21.1 millones de toneladas. Con esto, se estima que cada habitante de México cuenta para su consumo, con 188 kilogramos al año de este grano, lo que equivale a poco más de medio kg por día, considerando diferentes presentaciones como son harinas, tortillas y botanas, entre otras.

El sorgo grano es el segundo cultivo en importancia, según la superficie sembrada y el volumen de producción que se obtiene de él. En cuanto a la superficie, este producto se siembra en el 8 % de las tierras agrícolas (2.2 millones de ha), mismas que producen un total de 7.2 millones de toneladas del grano por año. De éste, la principal especie consumidora es el ganado bovino, especialmente en sistemas de explotación de estabulación y semiestabulación.

Se estima que anualmente se dispone de 766 kg del grano por cabeza de ganado bovino al año y 2 kg por día en la ración del alimento preparado.

El frijol y el maíz representan la base de la alimentación de los mexicanos. Anualmente, los productores de frijol obtienen 1.4 millones de toneladas, de 1.9 millones de hectáreas que se siembran en el territorio nacional. A partir de las variables de producción y población total, se observa que cada habitante consume en promedio 12.8 kg de frijol al año.

La ENA reveló que la producción agrícola tuvo como destino: el 73% para comercialización, el 23% se utilizó en el autoconsumo de las unidades (humano o animal) y el 4% restante se perdió durante la cosecha, el transporte o en el almacenamiento.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO