Informe Rojo
Por Mussio Cárdenas
19 de octubre de 2015
* Vapuleado en El País, de España  * Vergonzoso pasado  * Le recuerda la relación con Pancho Colorado  * Javier Duarte y los líderes de opinión nacional  * Todos lo ven como un lastre  * Héctor Yunes y Gonzalo Guízar  * ¿Gobernador y alcalde?  * La Lu-pilla de la escuela Veracruz  * Renato: desafuero inminente
Pone medio pie en España y le llueve fuego: Que Fidel Herrera es el maestro de la deuda. Que Fidel Herrera dejó a Veracruz en medio de la violencia. Que Fidel Herrera es cuate de Francisco Colorado, el lavador de Los Zetas. Que Fidel Herrera carece de experiencia diplomática. Alfombra roja, pues, para el nuevo cónsul.

Lo despedaza el periódico español El País. Lo tilda de político polémico, beneficiario del dedazo presidencial con el cargo de cónsul de “carrera” y no cónsul “general” para obviar al Senado, para huirle al debate, para no requerir la ratificación, para salvarle el pellejo.

Debió entrar por la puerta grande y lo hizo por el traspatio.

En seis párrafos lo hace trizas el rotativo, una vez oficializado su nombramiento como cónsul en Barcelona, lugar estratégico, diría el ex gobernador de Veracruz, justo cuando los separatistas quieren ver a la región de Cataluña emancipada de España.

Dice El País, el sábado 17, bajo la firma de Verónica Calderón:

“El presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha nombrado a Fidel Herrera, exgobernador de Veracruz (uno de los más violentos y endeudados del país), como el nuevo cónsul de México en Barcelona. El nombramiento ha sido inusual: el mandatario ha elegido otorgarle el cargo ‘por carrera’ en lugar de ‘general’ para evitar que el Senado ratificara su decisión.

“El político, quien al igual que el mandatario mexicano milita en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), es uno de los funcionarios más polémicos de México. Su administración, que terminó en 2010, gastó tal cantidad de dinero público que convirtió a Veracruz en el tercer estado más endeudado del país. Veracruz, además, es uno de los nueve estados mexicanos donde el PRI nunca ha perdido una elección.

“Durante su Gobierno, además, la región que bordea al golfo de México se convirtió en una de las más peligrosas: la cifra de secuestros, extorsiones y desapariciones se disparó. Lo han señalado también por mantener supuestos vínculos con el narcotráfico. Herrera apareció en una foto con Francisco Pancho Colorado, un empresario preso desde hace tres años en EE UU acusado de lavar dinero para los Zetas. El nuevo cónsul afirmó que se había reunido con Colorado cuando este era dueño de la empresa ADT Petroservicios y que su conversación se limitó a asuntos comerciales.

“El consulado mexicano en Barcelona es uno de los más importantes para México fuera de los que mantiene en Estados Unidos. Herrera, que carece de experiencia diplomática, será el encargado de gestionar los intereses de los mexicanos en Cataluña que, además, atraviesa un proceso soberanista que ha desafiado su encaje en España.

“Pese a que dejó el cargo de gobernador en 2010, Herrera no ha permanecido alejado de la política. Antes de ser nombrado cónsul, fue el delegado del PRI en las elecciones de junio pasado en Oaxaca, uno de los estados mexicanos más pobres del país, y donde su partido se llevó siete de los once escaños que se disputaban. Su hijo Javier es diputado federal.

“Herrera aseguró que su partida no es definitiva. ‘Hoy existen la Blackberry y el WhatsApp, la aldea global me permite estar conectado. Yo regresaré cuando sea necesario, cuando la cancillería o el presidente me lo requieran, cuando haya que ver a la familia’, afirmó en una entrevista radiofónica. Antes de marcharse a Barcelona, envió un último mensaje a sus paisanos: ‘Yo solo quiero que le vaya bien a Veracruz’ ”.

Alerta El País quién va a representar los intereses de los mexicanos en Barcelona y Cataluña y traza con unas pinceladas que Fidel Herrera es un tipo duro de lidiar.

Habla somero el retrato del de Nopaltepec, pues acá, en su tierra, se le dicen cosas peores. Lo menos que se le imputa es que fue insensato y voraz con los dineros de la sociedad, con las arcas públicas, con los recursos de 8 millones de veracruzanos, a los que timó con un falso desarrollo.

Presumía Fidel Herrera de mil 133 puentes construidos en su gobierno y luego se sabría que era un embuste, muchos de ellos dejados a su suerte, otros ni siquiera iniciados, unos más de papel. En total, sólo 210 puentes fidelistas.

Creaba fideicomisos a granel el priísta y con ellos supuestamente impulsaba la producción de café y de cualquier cítrico. Un diputado de izquierda, Manuel Bernal, descubrió que así duplicaba el presupuesto. Sólo se aplicaba una de las partidas y la otra desaparecía.

Con 3 mil 500 millones de pesos de deuda llegó al gobierno de Veracruz en 2004. Salió con 34 mil millones, que su sucesor, Javier Duarte, fallido genio financiero, otro embustero de los números, multiplicó hasta llevar a Veracruz a la quiebra. Hoy lo que se debe son 80 mil millones de pesos.

El País le recuerda el episodio de Pancho Colorado, el lavador de Los Zetas. Nada tan irritante para Fidel Herrera, pues ahí se inserta en un episodio de narcopolítica al revivir el financiamiento del Cartel del Golfo a su campaña y las aportaciones del empresario, dueño de ADT Petroservicios, a la campaña de Javier Duarte.

Miguel Ángel Yunes Linares dice, en consecuencia, que Fidel y Duarte están 100 por ciento ligados al narco.

Pancho Colorado confesó haber comprado caballos para Los Zetas en Estados Unidos, que lo hizo obligado, que recibió amenazas. Se entregó para aclarar todo y terminó condenado a 20 años de prisión aunque luego, vía una apelación, logró que el juicio se repusiera.

Tras la publicación de la fotografía en que ambos se hallan montados a caballo, durante una cabalgata, Fidel Herrera negó que hubiera amistad. Dijo que Pancho Colorado se acercó, le hizo un comentario y no volvieron a hablar.

Ha de ser otra casualidad que su gobierno le haya otorgado más de 20 contratos para perforar pozos de agua y la adquisición de un predio de 6 hectáreas en la reserva territorial de Coatzacoalcos a precio de ganga.

El Veracruz de Fidel Herrera es el Veracruz violento. Hay extorsión y secuestro. Hay ejecuciones y fosas clandestinas. Hay una permanente lucha entre los cárteles por el control de las plazas. Y a todo ello cerró los ojos el ex gobernador.

Qué recibimiento para Fidel Herrera en España. Le recuerdan su capacidad para endeudar a Veracruz. Le recuerdan la violencia en que sumió al estado. Le recuerdan sus ligas con Pancho Colorado.

Méritos no tiene. Pecados y omisiones, sí. Son sus cartas credenciales, lo único que lleva el nuevo cónsul.

Apenas pone un pie en Barcelona y lo menos que recibe es fuego.

Archivo muerto

Ana Paula Ordorica, en Brújula, en Excélsior; Pablo Hiriart, en Uso de Razón, en El Financiero; Templo Mayor, en Reforma, y Raymundo Riva Palacio, en Estrictamente Personal, en Eje Central, todos coinciden en que la crisis política que vive Veracruz tendría un alivio si Javier Duarte se hiciera de lado. Son los síntomas de un caos gestado en las entrañas del gordobés, producto de las vísceras que lo mueven a sabotear a los senadores priístas, Héctor Yunes Landa y José Francisco Yunes Zorrilla, a desaforar y encarcelar al alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo su mayor enemigo, el diputado panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien se enfila a sucederlo en el cargo porque mientras el PRI se fractura, el yunismo azul se victimiza y se fortalece. Ana Paula Ordorica señala que “el PRI debe valorar si le conviene mantener a otro gobernador corrupto dentro de sus filas de militantes”. Y advierte: “Si el PRI y el gobierno federal no quieren aprovechar la oportunidad que Duarte les está dando, seguramente el PAN podrá hacerlo”. Hiriart dice: “No hay una campaña de la oposición en contra del gobernador del Estado, sino que es un hartazgo tan extendido que llega a los propios priistas”. Agrega: “¿Qué espera el PRI para pedirle a Duarte que se haga a un lado?”. Y remata: “Incluso el gobierno tendría que sugerirle que dé un paso lateral y permita elecciones en un ambiente menos crispado en esa entidad, que es de las más importantes del país, una de las más ricas, pero a la vez una de las más pobres, más endeudadas y más asediadas por la delincuencia”. Lo que dice Templo Mayor: “Dentro del priismo ven con los ojos cada día más abiertos de asombro la manera en que Javier Duarte está enredando su propia sucesión. No sólo con el acoso a las principales figuras opositoras —¡incluso por la vía judicial!—, sino también a los propios gallos tricolores”. Puntualiza: “Dicen que si lo que el veracruzano quiere es entregarle las llaves del despacho a un gobernador no priista… va por buen camino”. Riva Palacio: “Dirigentes del PRI comenzaron a hacerle vacíos, mientras Duarte, que estuvo lejos del partido durante su gobierno, ha buscado llevar a la dirigencia —sin éxito— para que le den legitimidad. En el gobierno y el PRI ya están en el análisis del desafuero y el proceso legal”. Añade: “No se ha llegado aún a una decisión, pero el tiempo obliga a que, la que sea, se tome rápidamente. La caída de Duarte, sin embargo, no sería el único respiradero electoral para el PRI y el presidente. Ni siquiera se sabe si, aun sin Duarte, el daño que hizo en Veracruz podría ser reparado para las elecciones del próximo año”. Acá Javier Duarte parlotea; en el centro ya lo dan por muerto… Con filo, esa gira de Héctor Yunes Landa al feudo de Gonzalo Guízar Valladares. Llegó a Coatzacoalcos el senador, el miércoles 14, y su mayor evento fue la visita al mercado Morelos, cuna del gonzalismo, con un mensaje claro: si logra la candidatura del PRI al minigobierno de Veracruz, será el hoy diputado federal por el Partido Encuentro Social quien le operará los votos que requiera, con su estructura, con sus enclaves en Coatzacoalcos y el sur de Veracruz. Qué importa que Gonzalo Guízar sea líder estatal del PES; lo priísta no se le quita. Y ya gobernador Héctor Yunes, ¿a quién querría en la alcaldía en 2018? De tarea para Mónica Robles de Hillman y Víctor Rodríguez Gallegos… Ella también es Lu-pilla. Es María Guadalupe Pérez Farías, directora de la escuela Veracruz, en Villas de San Martín, y ha convertido ese plantel en un lucrativo negocio. Si no son las cuotas escolares, son los uniformes y si no, es el sistema eléctrico. Convocó a los 210 padres de familia y ahí les informó que tenían que caerse con 300 pesos cada uno para sustituir el cableado porque, según ella, tiene deficiencias, aunque la escuela carece de energía. Los padres multiplicaron. Y sí, 300 por 210 da 63 mil pesos, lo que sonó a insulto y a atraco. Obvio, respingaron. Cada uno de los siete salones de clase requiere de una caja de cable número 8, cuyo costo es de entre 800 y mil pesos. O sea, máximo 7 mil pesos. Enfurecidos, los padres recuerdan que la escuela la entregó Grupo Roma con el cableado instalado, hace un par de años, sin que haya evidencia que se requiera sustituir todo el cable eléctrico del plantel. Pero Lu-pilla Perez Farías ni se inmuta. Dice que la solapa la regidora Mirna García Ávalos y el inspector escolar, Carlos Magdaleno Ibáñez Cabrera, su padrino. Bendita reforma educativa… Comienza el juicio de desafuero contra Renato Tronco Gómez. Este martes 20, quizá después que se aborde el caso Ayahualulco, cuyo alcalde, Abundio Rosas, está señalado de la privación ilegal de la libertad de un menor de edad, comenzará el análisis sobre el retiro de la inmunidad al diputado Tronco, acusado por la Fiscalía General de Veracruz de ser el autor intelectual del asesinado del ex regidor panista choapense, ocurrido el 5 de junio de 2006. Perez Juárez denunciaba actos de corrupción, acaparamiento de obras, aviadores en la nómina del ayuntamiento de Las Choapas, y en respuesta era denostado públicamente por los esbirros políticos de Renato. Una vez ejecutado, se descubrió que cuatro de los operadores y allegados al hoy diputado local, habían tenido participación en el crimen. Norberto del Valle García, el sicario que activó el arma, según la entonces Procuraduría estatal, fue quien incriminó a Renato Tronco. Así se escucha en una grabación del interrogatorio, mostrada a la viuda Orfelina Galindo Jaime en presencia del gobernador de aquellos días, Fidel Herrera Beltrán; el secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, y el procurador Emeterio López Márquez. Nueve años después, Renato Tronco se volvió incontrolable. Nueve años después, se dedicó a chantajear al duartismo. Nueve años después, la complicidad se esfumó. Este martes, o quizá en las horas que sigan, se decidirá si ha de enfrentar a la justicia por el crimen del ex regidor panista…

Contacto:

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com

twitter: @mussiocardenas