Inusual el mensaje de la iglesia católica en Veracruz, que por conducto de su vocero José Manuel Suazo Reyes ha difundido un comunicado donde toma postura frente al delicado tema de la deuda pública de Veracruz refiriendo que son mero paliativos “Las renegociaciones de la deuda pública que se anuncian con bombo y platillo son en realidad paliativos en los que pocos creen” En su exposición afirma que “Veracruz está endrogado, y que no se puede ocultar que ha sido saqueado y devastado por los malos administradores…”

También el Obispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios hizo un espacio en su misa dominical y se refirió al dolor que padecen familiares y víctimas del secuestro en Veracruz. En especial pidió una oración por un joven secuestrado del cual no precisó su nombre.