Viernes Contemporáneo
Por Armando Ortiz
21 de octubre de 2015

Así, de un sólo plumazo, es decir discursazo, el gobernador Javier Duarte pasó de la oscuridad a la luz, de lo frío a lo caliente, del camino de terracería a la autopista de concreto. Un sólo día bastó para pasar del quebranto financiero al territorio de Jauja. Ayer estábamos en alta mar, en medio de la tormenta, y hoy amanecimos en puerto libre, secos y sin mareos. Y es que no se puede entender de otra manera el anuncio que hiciera la tarde del martes nuestro señor gobernador.

Resulta que solicitó al Congreso local autorización para que se ocuparan ciertas participaciones federales con el fin de pagar deuda; el 90% de la deuda bancaria que nos heredara el cónsul Fidel Herrera Beltrán.

Y eso de que solicitó al Congreso es puro formalismo, porque bien sabemos que lo que hizo fue tronar los dedos a sus diputados en el Congreso, y como buen amaestrador les dijo: “Siéntense, aprueben y sálganse”; ya después les dará sus croquetas.

Pero no sólo se piensa pagar el 90% de esa deuda de la “fidelidad”, sino que además nos va a sobrar dinero para fortalecer “la economía, para dinamizar el calendario de pagos a acreedores, proveedores y contratistas” y como dice la canción de Chava Flores, de lo que sobre, guárdatelo para la UV.

No cabe duda, el tan cuestionado doctorado que Javier Duarte fue a hacer a la Complutense nos está rindiendo frutos. Javier es un mago de las finanzas, es un mago de Oz que nos invita a seguir el camino rojo, no el amarillo, para llegar a Ciudad Esmeralda. Hace unos días anunció que serán retirados de la nómina 2 mil 173 aviadores que significaban para el erario más de 815 millones de pesos; ahora nos sale con esta sorpresa que nos ha dejado con la boca abierta.

En este mismo momento haré una solicitud en la página de Change.com para que en el 2016 (lástima que en este año ya no se pueda) se le otorgue al Dr. Javier Duarte de Ochoa el Premio Nobel de Economía. Estoy seguro que apenas se enteren los veracruzanos de esta proeza financiera, no tendrán empacho para firmar.

Sólo espero que no salga por ahí el Dr. Hilario Barcelata y le ponga los puntos sobre las íes a estos actos de magia financiera. Porque vaya que hay gente mala leche que se ha ocupado de contradecir la administración de nuestro gobernador, el maravilloso mago de Oz.

Creo que después de esto todas las afrentas que nos hiciera quedan olvidadas. Que no nos importe si no hizo obra en todo su sexenio; que no nos importe si no sacó de la pobreza extrema al 50% de los veracruzanos; que no nos importe que dejara a sus funcionarios robar; que no nos importen las mansiones, los negocios, los edificios, los medios de comunicación, los ranchos, las villas en el extranjero o las casas en la playa que adquirieron sus funcionarios con el dinero que saquearon del presupuesto; que no nos importe su soberbia al imponer a Alberto Silva en la presidencia del PRI estatal; que no nos importe la zozobra en la que vivimos, que no nos importe el suspenso; agradezcamos al maravilloso mago de Oz que en el último tramo de su administración, con un acto que merece aplausos de pie, logró sacarnos de la penumbra y nos colocó sobre el arcoíris.

Postdata 1: Denise Uscanga; ¡vaya caradura!

Pues empezaron a surgir los nombres de los aviadores y vaya sorpresa la que nos llevamos, cuando en el periódico AZ se diera a conocer que la subsecretaría de Educación Media y Superior tiene en la nómina a toda su parentela: El esposo, las cuñadas, los tres hermanos, el tío y creo que hasta el perico. Todos ellos ganando buenas sumas de dinero. A ver con qué nos sale la señora Uscanga; nada más falta que se sienta ofendida por haber descubierto la vileza de su clan familiar.

Contacto:

aortiz52@nullhotmail.com