Alguna reacción habrá en el PAN luego de darse a conocer que el PRD, su virtual aliado electoral, ha iniciado una campaña  de firmas para legalizar el consumo de la mariguana, actividad impulsada por su sector juvenil y con lo cual pretenden atraer a los jóvenes y además detener la fuga de militantes y dirigentes hacia otros partidos.

Aunque mucho se mencione que la alianza que impulsan estos partidos en Veracruz, no es ideológica, este hecho podría detonar un distanciamiento dada la postura tajante de los sectores más conservadores del panisno que chocan con estas iniciativas.

Lo cierto es que la dirigencia estatal del PRD, así como su sector juvenil se encuentran sin vínculos con la población, y sus negociaciones abajo de la mesa con el actual gobierno le han permitido obtener ganancias de todo tipo, tal y como ocurrió recientemente con el nombramiento del perredista Flavio Muñoz Murrieta como subsecretario de la Juventud en el gobierno del estado, quien rindió protesta ante el anterior secretario general de gobierno Gerardo Buganza