Las diferencias entre PRI y PAN se diluyen cuando se trata de cuidar sus intereses, de tal manera que cuando el Senado de la República apruebe el nombramiento de dos ministros que se integrarán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación ambos partidos podrían asignarse un espacio cada uno.

Así lo han señalado distintas voces como la del senador Javier Corral que han cuestionado la manera en que se han integrado al máximo tribunal del país, personas sin experiencia ni vocación en la aplicación de la justicia; ejemplo de ello sería el ministro Eduardo Medina Mora que tuvo el mérito de ser compadre del presidente de la república para alcanzar el cargo que actualmente tiene.

A esta opinión se ha sumado Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quién demandó en un evento público al presidente Enrique Peña Nieto que los nombramientos de funcionarios judiciales, desde jueces de primera instancia hasta ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), estén basados en el mérito y capacidad propios, sin intereses de grupo ni cuotas partidistas.