Héctor 2
Jesús Ruiz

Xalapa- 2015-10-1116:18:25-

Los senadores veracruzanos Héctor Yunes Landa y Fernando Yunes Márquez criticaron que la Fiscalía General del Estado, a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, no está ejerciendo la autonomía que goza respecto de la administración estatal de Javier Duarte de Ochoa.

En entrevista por separado, los congresistas aseveraron que en casos como el del seguimiento a la denuncia que presentaron diputados locales del PRI en contra del alcalde panista de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, por presunto enriquecimiento ilícito, se observan fines políticos en el actuar de la FGE que favorecen a la administración estatal rumbo al proceso electoral de 2016.

“La Fiscalía es utilizada como una oficina más del gobernador, no tiene autonomía alguna ni credibilidad pues el mensaje que mandan a los ciudadanos es que si eso le pueden hacer a un alcalde qué le podrían hacer a un ciudadano”, expuso el senador panista y hermano del munícipe acusado.
Aseveró que la mayoría de los veracruzanos no confían en el Tribunal Superior de Justicia, en la FGE ni en la Secretaría de Seguridad Pública, pues desde su perspectiva son utilizados como una herramienta más del gobierno veracruzano.

En ese sentido no descartó que desde el Senado realice un pronunciamiento para intentar frenar esta situación, insistiendo en que es evidente que en casos como el del presidente municipal o la solicitud de desafuero del diputado local independiente, Renato Tronco Gómez, existen fines políticos.

“Luis Ángel Bravo debería de tener calidad moral en ese puesto y no la tiene; si él quisiera ser autónomo respondería solo a los veracruzanos y no a Javier Duarte. Lo que nosotros tenemos que hacer es seguir en la lucha como ciudadanos para oponernos a este tipo de cosas”, indicó.
Por su parte, el senador priista, Héctor Yunes Landa, dijo desconocer hasta la fecha la supuesta autonomía que goza la Fiscalía General del Estado.

“Supuestamente tiene autonomía, pero yo no la estoy viendo, hay que decirlo con claridad”, subrayó al ser cuestionado en torno a los casos de su sobrino y el de Tronco Gómez, quien es aspirante a una candidatura independiente para competir por la gubernatura en 2016.

Yunes Landa aseveró que es una persona comprometida en la lucha contra la corrupción pues a su parecer el que tenga algo qué pagar lo tiene que hacer sin miramientos políticos.

“Lo que no se vale es politizar la impartición de justicia, hacer una justicia selectiva y dar una celeridad sospechosa a los casos”, opinó el senador priista.

Así, consideró que la obligación del gobierno del Estado es castigar a quien tenga que hacerlo pero sin tintes políticos, pues a su parecer la justicia debe de carecer de colores e ideologías.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO