Hoy toca
Francisco de Paula
19 de octubre de 2015

Mateo 18:7

¡Ay del mundo por sus piedras de tropiezo! Porque es inevitable que vengan piedras de tropiezo; pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

La vista panorámica que retrata a la ciudad desde el cielo, nos da cuenta de cómo “La Xalapa Mía” parece una ciudad totalmente bombardeada, montones de piedras una sobre otras, por allá, por acá, ¿qué paso?, ¿alguien sabe qué ocurre? Por qué ese odio belicoso a la ciudad, por los constantes ataques de los que mal gobiernan, ¿así se paga a los beneficios que de ella han obtenido las autoridades que mal administran?

Abrir calles sin ton ni son es uno de los grandes negocios del gabinetazo municipal, ellos saben que es más redituable destruir, para volver a construir, que mejorar para reparar, mejorar no es costeable ni económicamente, menos políticamente, para acallar la crítica se usan los 42 millones repartidos a los medios de comunicación afines al proyecto del joven alcalde, bien vale su silencio para un ayuntamiento que en todo desatina. Que pronto se les olvido el proyecto fallido de la iluminación de los edificios del centro histórico.

No es caprichoso abrir y destrozar lo poco del buen pavimento que nos quedaba, pues deja ver la clara determinación de la visión municipal de fingir y simular obras para Xalapa.

Un ayuntamiento sin presupuesto participativo, sin una idea clara de lo que hay que hacer, no existe programa municipal que establezca la diferencia entre las urgencias y las prioridades de las demandas que los ciudadanos reclaman a quien nos mal gobierna.

Sobre los montones de piedras abandonadas, descansa un estorboso pero decorativo letrerito de opacidad que no dice nada, sólo se destaca un disculpe las molestias pero la realidad es que debajo de estos apilamientos de concreto destruido corren millones de pesos, los cuales esconden jugosos negocios, las piedras sirven de pretexto para engañarnos que se trabaja.

¿Qué se oculta? ¿qué se hace?, ¿ cómo se hace ?,¿ cuáles los son recursos que se ejecutan?, ni por error se menciona los fondos del dinero público utilizado ¿así se trabaja por resultados? ¿Alguien de ustedes amables lectores puede decirme cuales son los resultados?

En la ciudad de las marchas, de los baches y los plantones, hay que agregar los caprichos del alcalde de cambiar los sentidos viales de sus calles, sin mejorar eso que se pretende, pero que no se sabe qué es.

Los xalapeños pierden horas de trabajo, sufren complicaciones de tiempo que los confrontan con los demás por llegar a las escuelas, a los centros de trabajo, a los hospitales. Las empresas contratadas para las obras, no trabajan ni de día, ni de noche, es impensable que los vean trabajar en los días festivos.

No se está parchando el pavimento, ya después otros volverán a tratar de dejar casi igual el tramo destrozado, cultura de la simulación, así se trabaja en Xalapa.

Hay sospechas de que se cobraron obras que ya fueron ejecutadas, para hacerlo, fueron registradas con otros fondos de dinero público, un histórico ejemplo de ello, es la calle encinos entre la Avenida de la Republica y Leyes de Reforma, allá en la colonia Badillo.

De las obras que a continuación se mencionan, se dice que fueron hechas por la anterior administración y que ahora se cobraron doblemente, en lo que se conoce como los Negocios del Agua de la Cmas Xalapa.

Las obras registradas son: la Introducción del drenaje Ciprés, en la Col mesa del guayabo, el alcantarillado sanitario, en las calles Isauro Acosta de la Colonia Emiliano Zapata. La Calle mirador en la Colonia Aguacatal, la privada de Bolivia en la Colonia Benito Juárez, todas hechas con los fondos de apoyo a Colonias y con la aportación de vecinos y Cmas, la que aparecen ejecutadas en el año de 2013, pero facturadas en el año 2014 por la empresa soluciones Libra, cobijadas bajo el programa Apazu pero con recursos federales de Conagua, eso pudiera explicar, el porqué sobre los montones de piedra, Américo el mago de la opacidad no menciona ni por equivocación que se está haciendo

Expediente público: dos años de gobierno y no hubo aprendizaje, por el contrario en el mundo de caramelo no se ha entendido que el proyecto político del alcalde está en el aire.

Expediente privado: vendrán más cambios en el ayuntamiento después de los dos informes.