Claroscuros
Por José Luis Ortega Vidal
28 de octubre de 2015

(1)

Temor entre los mexicanos que viven en Cataluña, se reporta –vía redes sociales- tras el arribo de Fidel Herrera Beltrán (FHB) en calidad de Cónsul de México ante el gobierno y pueblo catalán.

 

(2)

Si la lógica política que impera en México -bajo el bastión de Enrique Peña Nieto- se impone, Herrera Beltrán no volverá al país mientras esté abierto el proceso electoral para relevar al gobernador de Veracruz.

Quizá no todos los mexicanos ubicados en Cataluña entiendan lo estratégico que para Peña Nieto y su equipo y su partido (PRI), representa la ausencia, la lejanía forzada de FHB.

Sin embargo, muchos veracruzanos que habitan la región catalana sí entienden, perfectamente, de qué se trata.

 

(3)

Tienen razón en preocuparse los mexicanos avecindados en Barcelona, Lérida, Taragoza o Gerona pero…alguien debía hacerse cargo de Fidel Herrera y le ha tocado a esa región del mundo.

 

(4)

¿Cómo interpretar el movimiento de piezas que representa el supuesto rompimiento de Ranulfo Márquez con Javier Duarte de Ochoa?

¿En serio hay una división o .por lo menos- una fisura al interior del grupo político de la fidelidad?

¿No estamos ante una “fideliña”?

En abierto, el famoso “Tonicho” ha lanzado un coqueteo a José “Yunes” Zorrilla, el Senador que se ha mantenido firme en su postura de crítica personal y política respecto a lo que ocurre en el gobierno de Veracruz y en su partido: el PRI.

 

(5)

Años atrás, cuando Herrera Beltrán afirmó que mientras él viviera ningún Yunes sería gobernador de Veracruz, se refirió específicamente a los Yunes Landa y Yunes Linares, de acuerdo a testimonios recogidos por el reportero.

En una ocasión ordenó personalmente eliminar el nombre de Héctor Yunes Landa de una lista de aspirantes que se promovían en portales informativos desde Xalapa.

La persona que recibió tal orden lo ratifica, años después: “fue categórico, dijo ´ese no es, entiendan´, y luego se encerró con un grupo de operadores políticos que defendieron la figura de Héctor Yunes sólo para escuchar: es Duarte…”.

 

(6)

Vistas las cosas desde esa perspectiva ¿en el caso de no ser candidato Alberto Silva –como lo desea Javier Duarte- o Erick Lagos –como lo sueña Fidel- el grupo de la fidelidad aceptaría y se sumaría a la candidatura de José “Pepe” Yunes Zorrilla antes que al de Héctor Yunes Landa?

Es decir ¿darían su voto a Pepe Yunes antes que aceptar a Héctor, dado el caso de que “el dedo” de Peña Nieto les sea negado para un tercer mandato?

Si lo de “Tonicho” Márquez es finta y está jugando con un “rompimiento” y “coqueteo” por instrucciones de su jefe y amigo, el actual Cónsul de México en Barcelona ¿se anticipa de parte del grupo de la fidelidad una decisión de Enrique Peña Nieto a favor del nativo de Perote?

 

(7)

De ser así a los chicos de la fidelidad sólo les quedaría rezar porque gane Pepe. De otro modo la gubernatura puede quedar en manos de Miguel Ángel Yunes Linares, noticia nada grata para Peña Nieto de cara al 2018 y auténtica pesadilla para el señor Cónsul y sus consulitos porque habrían de clamar, en tal caso, por una representación diplomática aunque sea en la Patagonia…