Incitatus

 

El diplomático Herrera
de Cónsul va a Barcelona,
y aunque nos parezca broma
la designación es seria.

La historia se vuelve histeria
cuando viene de resaca,
la repetición destaca
con un Calígula Cayo,
que hizo cónsul a un caballo…
y aquí les va una nauyaca.

 

¡QUIEN NO CONOCE LA HISTORIA ESTÁ CONDENADO A REPETIRLA!
Napoleón Bonaparte.