huracan_patricia_perdida_800Ciudad de México- 2015-10-2910:36:19- Los daños causados por el huracán Patricia generarán mayores presiones financieras desde el punto de vista crediticio para Jalisco, Nayarit y Colima, en los cuales se registrará un eventual aumento de la deuda o un deterioro en el estado de liquidez, advirtió la calificadora Moody’s, de acuerdo a lo publicado por El Economista. 

“El impacto financiero sobre los estados dependerá de la magnitud del daño y de si el gobierno federal declara total o parcialmente a la región como una zona de desastre natural, lo cual dará acceso a fondos federales de mitigación de desastres”, exponen Francisco Vázquez, María Martínez y Alejandro Olivo, analistas de la agencia, informó El Economista.

De acuerdo con el comentario especial: “El huracán Patricia es un factor crediticio negativo para los estados de Colima, Jalisco y Nayarit”, si la administración del presidente Enrique Peña Nieto no declara un desastre natural, los gobiernos locales deberán cubrir los daños causados en infraestructura y otros rubros con sus propios recursos, lo cual podría generar un incremento en la deuda o un deterioro en la liquidez, publicó El Economista.

Al cierre de 2014, Jalisco y Colima (no es calificado por Moody’s) registraron un nivel de pasivos por debajo de la mediana de los estados evaluados por la agencia estadounidense, con 18.5 y 17.5%, respectivamente, con respecto a los ingresos totales. En contraste, Nayarit arrojó una cifra superior, con 29.9 por ciento. La mediana fue de 19.5 por ciento.

Los especialistas refieren que si el gobierno federal declara un desastre natural, las finanzas de estas entidades sufrirán un “impacto negativo” en el corto plazo, ya que la asistencia federal se entrega con cierto rezago, informó El Economista.

El Economista / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO