Es importante que ya sin cargo partidista, Juan Bueno Torio, ex diputado federal panista, haya dirigido un oficio al gobernador del estado donde solicita que se retire la propuesta del incremento al impuesto a la nómina, un intento más para frenar esta medida recaudatoria y que traerá consecuencias negativas en el sector productivo del estado.

El intento de Bueno Torio no lleva otro fin que el de hacer ruido y de que su nombre suene para mantenerse con oxígeno en la contienda panista por la candidatura al gobierno del estado, sólo que a estas alturas su contrincante el diputado Miguel Ángel Yunes Linares  le ha tomando una ventaja que da la impresión que es inalcanzable.

Juan Bueno Torio pudo haber hecho más, sólo que el rol de un opositor frontal simplemente no lo quiso o no lo pudo jugar, es muy claro que la expectativa de cambio se genera a partir de otras posiciones públicas y no de tibios escritos.