Erick

MÉXICO, D.F. (apro).- La disputa entre PRD y Morena por la Comisión del Distrito Federal, pero sobre todo la “rebelión” al interior de la bancada del PRI, provocaron que la designación de las 56 comisiones ordinarias en San Lázaro se aprobara en su fecha límite.

Durante lunes y martes, la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside el priista César Camacho Quiroz, y el resto de los partidos estuvieron negociando la asignación de las presidencias, aspecto que no tenía mayor conflictividad pues tanto PAN como PRI mantienen un número de diputados similar al de la Legislatura pasada, y por ende un número igual de presidencias.

Las presidencias de comisiones se asignan conforme al número de legisladores de cada partido político; así, PRI mantuvo sus 23 comisiones y el PAN sólo perdió una, pues de 13 pasó a 12.

El partido más afectado fue el PRD, que prácticamente perdió 40% de sus presidencias al pasar de 100 a 60 diputados. Así de las 11 presidencias de comisiones que tenía, sólo recibió siete. En tanto que al nuevo partido político, Morena, correspondieron cuatro.

Desde el arranque de las negociaciones la bancada más grande del PRI, la de Veracruz que encabeza el exsecretario de Gobierno del actual gobernador y fuerte aspirante a suceder a Javier Duarte, el tuxtleco Erick Lagos Hernández, presionó a su dirigente, César Camacho Quiroz, para recibir mayores posiciones en las 23 comisiones que encabezará el Revolucionario Institucional.

Lo que demandaba Erick Lagos era que su fracción de 21 veracruzanos tuviera más juego político en las 23 comisiones. Los veracruzanos aceptaban en un primer momento lo que su coordinador Camacho Quiroz les ofrecía y, una hora después, rechazaban lo ofrecido. Este estira y afloja al interior del PRI fue lo que más peso tuvo en el retraso de la asignación de las 56 comisiones ordinarias.

Sin embargo, lo que permeó en los medios de comunicación a lo largo de los tres días de discusión fue que la disputa entre PRD y Morena por la Comisión del Distrito Federal era lo que retrasaba el acuerdo final.

La citada comisión estuvo en manos del PRI durante la pasada legislatura. Y hoy, en un intercambio con el PRD, “la soltó” y el partido de Los Chuchos cedió a su vez la de Equidad y Género.

A su vez, Morena presentó una lista de las 12 comisiones que pretendía encabezar, aunque reconocía que sólo le correspondían cuatro. Entre esas 12 estaba la del Distrito Federal.

En los tres días de negociación se hizo saber a los medios que era Morena quien frenaba las negociaciones, sin embargo, fue la presión y el descontento al interior de la bancada del PRI lo que llevó al límite las negociaciones.

Asistentes a las reuniones comentaron a Apro que los veracruzanos, quienes al parecer mantienen un fuerte enfrentamiento con el actual gobernador Javier Duarte, motivado por la designación del próximo candidato del PRI a la gubernatura, querían encabezar varias de las 23 comisiones que corresponden al Revolucionario Institucional.

Al término de la reunión se preguntó al vicecoordinador priista, Jorge Carlos Ramírez Marín, si la presión de los veracruzanos fue real e incluso generó el retraso, más incluso que la disputa PRD-Morena por la Comisión del Distrito Federal.

La respuesta fue “tu apreciación no es inexacta”. Luego añadió que “la fracción del PRI por Veracruz es una de las más grandes y por eso presionan… pero como también lo hicieron los del Edomex y los de Nuevo León”, acotó.

Esta presión y retraso tuvo algo que ver con la elección del próximo candidato al gobierno de Veracruz, se le preguntó, a lo que Ramírez Marín respondió que todos los partidos y todos los procesos políticos que se viven en las localidades son del interés de todos los diputados y están presentes en las negociaciones.

También sostuvo que en algunos momentos los veracruzanos estaban de acuerdo con las comisiones a las que se les integraría y, en las horas siguientes, se desistían del apoyo.

Los partidos llegaron finalmente al acuerdo de distribución pero no se dieron a conocer las integraciones de las comisiones, y menos aún los nombres de quienes las presidirán. Esa será una negociación al interior de cada fracción, sin embargo, los partidos tenían que contar con un primer compromiso con todos los diputados, pues éstos votarían más tarde en el pleno la distribución pactada.

Finalmente el acuerdo se votó en la Jucopo por unanimidad y se avaló en el pleno por todos los legisladores, quedando 23 presidencias para el PRI, 12 para el PAN, siete para el PRD, cinco para el PVEM, cuatro para Morena, tres para MC, una para Panal y una más para PES.

Así quedaron las presidencias:

PRI: Agricultura y Sistemas de Riego, Agua Potable y Saneamiento, Asuntos Indígenas (la tenía el PAN) Comunicaciones, Defensa Nacional, Deporte, Derechos Humanos, Desarrollo Social, Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Economía, Energía, Ganadería, Gobernación, Igualdad de Género (la tenía el PRD), Infraestructura, Jurisdiccional, Justicia, Pesca, Población, Presupuesto y Cuenta Pública, Relaciones Exteriores, Trabajo y Previsión Social y Vivienda.

PAN: Atención a Grupos Vulnerables, Cambio Climático, Cultura y Cinematografía, Desarrollo Rural, Fortalecimiento al Federalismo, Hacienda y Crédito Público, Juventud, Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, Salud, Seguridad Pública, Transportes y Turismo.

PRD: Asuntos Frontera Norte, Competitividad, Derechos de la Niñez, Distrito Federal, Educación Pública y Servicios Educativos, Puntos Constitucionales y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

PVEM: Asuntos Frontera Sur-Sureste, Desarrollo Municipal, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Radio y Televisión y Recursos Hidráulicos.

Morena: Fomento Cooperativo y Economía Social, Reforma Agraria, Seguridad Social y Transparencia y Anticorrupción.

MC: Marina, Desarrollo Metropolitano y Protección Civil.

Panal: Ciencia y Tecnología, en tanto que al PES correspondió la de Asuntos Migratorios.

Antes de votarse la distribución de las comisiones se informó que la Cámara recibió del Ejecutivo federal la iniciativa de decreto por el que se expide la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales y se adiciona el artículo noveno de la Ley General de Bienes Nacionales.

INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=416841