Los legisladores priístas Adolfo Mota Hernández y Edgar Spinoso Carrera estarían directamente involucrados en el desfalco a las finanzas públicas del estado, ya que ellos de manera directa estarían en conocimiento de la existencia de más de 2 mil empleados de la Secretaría de Educación de Veracruz que cobraban sin trabajar, tal y como lo diera a conocer el gobernador del estado.

De acuerdo con la declaración del abogado Manuel Fuentes Muñiz, quien representa a docentes en todo el país que se oponen a la Reforma Educativa, en Veracruz se podría estar ante una simulación en el cumplimiento de los puntos básicos de la reforma, ya que al permitirse la existencia de miles de personas que cobren sin trabajar se estarían  afectando las finanzas públicas, es decir se configura el delito de daño patrimonial, en el que habrían incurrido Mota Hernández como secretario y Spinoso Carrera como oficial mayor de la Secretaría de Educación, afectando los recursos públicos destinados a la educación.