refrescos

El pleno del Senado de la República aprobó la llamada Miscelánea Fiscal para 2016, en la que se rechazó la disminución del 50 por ciento a las bebidas endulzadas de bajo nivel calórico, que habían reducido en la Cámara de Diputados.

El senador José Francisco Yunes Zorrilla, presidente de la Comisión de Hacienda, explicó que derivado del análisis de las minutas se acordó incorporar cambios relativos a la Ley del IEPS, a fin de eliminar la reducción de 50 por ciento a la cuota establecida para bebidas saborizadas que tengan hasta 5 gramos de azúcares añadidos por cada 100 mililitros.

El revés a las refresqueras se logró luego de que los panistas y perredistas acordaron que votarán porque se mantenga el impuesto de 1 peso por litro y éste no se reduzca a .50 centavos, aunque en el caso de los panistas, fueran en sentido contrario a lo que votó la bancada del PAN en San Lázaro.

Los diputados que bajaron el impuesto argumentaron que las bebidas con alto contenido calórico podrían reducir el endulzante utilizado -para pagar menos impuestos- y se impactaría positivamente en la salud de los consumidores.

Sin embargo, la organización Alianza por la Salud Alimentaria rechazó la reducción del impuesto y, al contrario, pidió aumentarlo de 1 a 2 pesos, lo que no se concretó, pero finalmente no se redujo lo que ya se había establecido el año pasado.

Los senadores coincidieron en que aún con el límite de gramos de azúcares añadidos, los cuales no aportan micronutrientes, inciden en el aumento de peso y en un mayor riesgo de contraer enfermedades no transmisibles.

La discusión provocó una confrontación entre el senador Miguel Barbosa y el diputado Gustavo Madero. Luego de que el primero acusara al panista de ser el impulsor de la baja del impuesto a las bebidas azucaradas, Madero le pidió en Twitter que “dejara de decir barbosadas”, aunque después borró su mensaje.

Ver esta información en:

http://aristeguinoticias.com/2910/mexico/reves-a-refresqueras-senado-rechaza-bajar-impuesto-a-bebidas-azucaradas/