Sotero

Pésima imagen se está forjando el dirigente del sindicato auténtico de trabajadores, Sotero Arellano Apodaca, que no ha logrado las consideraciones del ayuntamiento xalapeño para la organización, y ahora tiene intenciones de vender la lucha de sus compañeros con la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

Quienes le dieron su confianza para representarlos, ven con incredulidad la falta de palabra de Sotero para honrar sus compromisos, independientemente de que no ha trabajado lo suficiente para consolidar la institución sindical a la que representa.

Aquí francamente se avizora que la gente se le pondrá en rebelión. Allá él.