Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
20 de octubre de 2015

No deja el ejecutivo estatal la conmoción. Sorprende a propios y extraños con acciones fuera de toda forma política. Lo mismo cesa, que premia a sus funcionarios. Pareciera que repentinamente, se inclina demasiado, retador, a un abismo que al parecer no teme. No le importa, ni considera. Va en picada libre. Provocador en su peor momento político como gobernante, contrasta: se fotografía dizque con sus amigos- como si en política los hubiera-, con sus diputados, sus funcionarios públicos, sus amigos de la prensa, su esposa, sus allegados, sus empresarios. Se desplaza seguro flanqueado, la más de las veces, por Karime Macías y su secretario de gobierno Flavino Ríos. No quiere congraciarse con nadie, su forma es más bien desafiante. Al parecer es su personalidad. La juventud es una enfermedad que sólo se cura con el tiempo, me decía un médico español. Y a él le falta mucho aún. Una de sus últimas acciones que pudiera ser relevante, causa más dudas que certezas. A unos días de dejar de ser gobernador, cuando se nombre al candidato se acabó y el primero de diciembre del 2016 es puro trámite, toma una medida enérgica, la más notable de su accidentado mandato: cesa a más de 2 mil aviadores de la Secretaria de Educación de Veracruz (SEV), que causaban un agravio en las finanzas de 815.3 millones de pesos anuales. ¿Por qué espero hasta el último año de su función para proceder? ¿Será igual en las demás instituciones? ¿Cerrará la llave a sus amigos que cobran en varias dependencias, como el Negro Cruz aunque de joven le haya matado el hambre como dice? ¿Cuántos son en su totalidad los aviadores de éste gobierno, de Fidel y hasta de Miguel Alemán? ¡Vaya entorno! Hay que exigir, salgan todos los que están incluso en el Ayuntamiento de Xalapa y todas las demás dependencias. *** Carlos García Méndez, es un claro ejemplo al respecto. El honorable rector de la Universidad de Xalapa, cuando secretario de la SEDECOP, tenía en la nómina no sólo a sus “amigas”- en el bajo mundo le decían el mil amores- sino a choferes, porteros, secretarias y hasta maestros de la UX. El angelito se ahorraba los sueldos y por ello el edificio de rectoría, se le bautizó como la torre de la corrupción. Ni más ni menos, se sabía en esa institución. *** ¿Por qué está auditoria, por primera vez, sí arrojó culpables?*** El gobierno de Veracruz es uno de los peores recaudadores de ingresos propios a nivel nacional. Su desempeño es muy ineficiente comparado con el resto de los estados. Los ingresos públicos propios que recauda representan en promedio, apenas 637 pesos por persona lo cual lo ubica en el lugar 30º entre los estado de peor desempeño en materia fiscal, muy lejos de la posición que tienen otras economías estatales como el DF que obtiene 6,643 pesos por persona, lo cual es 10 veces más de lo que recauda Veracruz, según el prestigiado doctor en economía Hilario Barcelata. *** El momento que vive el priismo veracruzano es delicado, por lo que se requiere madurez, imaginación, apertura y honradez para superarlo. La unidad no es, no puede ser un fin en sí mismo. Es un medio para construir un Veracruz mejor con mayor bienestar, sensibilidad y decencia. Nadie que yo sepa construye a manotazos. La precipitación es el mejor método para destruir, no para construir, en el concepto del senador Héctor Yunes Landa. *** La procuraduría de justicia local, debiera emprender una investigación seria de quienes han extraído del erario público y enriquecido inexplicablemente. No sólo están funcionarios panistas sino los priistas a quienes, en éste gobierno, nadie toca. Las auditorias sólo funcionan, si lo permite el gobierno en turno y eso es injusto. Hay muchos peces gordos, demasiados, en las filas de ése partido que con todo descaro ahora piden se sancionen a otros sin mirarse en un espejo propio como el próximo dirigente del PRI estatal Alberto Silva, el favorito de la corte.*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.