Cuando parecía que todo marchaba sobre ruedas para que el diputado Renato Tronco Gómez siguiera su ruta como candidato independiente al gobierno de Veracruz, un requerimiento judicial lo pone al pie de cárcel.

Hace años cuando fue presidente municipal de Las Choapas, se le señaló de la autoría intelectual del asesinato de un regidor panista, claro, eran los tiempos de esplendor de la fidelidad, se le dio una salida política al expediente y Tronco Gómez se convirtió en un destacado operador del PRI.

Independientemente de que la opinión pública se vaya a concentrar en el ruidoso asunto del desafuero de Renato Tronco, también pudiera justificar la mano dura para todos los que tengan abiertos expedientes en la fiscalía del estado, especialmente a los contrincantes políticos.