SONY DSC
SONY DSC
Redacción- 2015-10-1409:19:34

En México, aunque nadie parezca darse cuenta, cada 3 horas una mujer es asesinada. Lo hacen en silencio, sin ruido, sin mucho impacto, de forma casi “naturalizada”, denuncian las organizaciones implicadas.

“El feminicidio se ha naturalizando de una manera aberrante”, cuenta Francisca Daniela, abogada y directora de la organización Pan y Rosas, encargada de denunciar la situación de la mujer en México.

En dos años, de 2012 al 2013 fueron asesinadas 3 mil 892 mujeres, sólo 613 de estos casos fueron investigados y únicamente el 1.6 por ciento recibió sentencia, según un informe del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

“Matar a una mujer en cualquier parte del país es muy fácil. Total, no pasa nada, las autoridades no detienen a los asesinos, por lo tanto se creen con el derecho de privar a la mujer de la vida sin consecuencias”, sentencia Norma Andrade, madre de una víctima. Sorprende la diferente reacción que causa un fe
minicidio en Europa y en México.

El pasado mes de agosto Sergio Morate asesinó a dos chicas en Cuenca, España, el caso fue un escándalo internacional, el asesino fue perseguido por varios países europeos y detenido una semana después en Rumanía.

En México vivimos la otra cara de la moneda: cada día aparecen nuevas noticias de mujeres asesinadas brutalmente, pero estas son ignoradas por la mayoría de la gente, que parece estar acostumbrada a esta realidad aberrante. Ni likes, ni retuits, ni apenas comentarios.

En México los feminicidios son tantos que no producen conmoción ni escándalo a nivel mediático. Y quizás por ello, la mayoría de los crímenes no son investigados y muy pocos reciben sentencia.

De todo el País, Ciudad Juárez y el Estado de México son los lugares en que se cometen más feminicidios, en éste último el número de mujeres asesinadas y desaparecidas aumenta de forma desorbitante. “Crimen organizado coludido con poder económico-político, ineficacia, corrupción, impunidad.

Las autoridades no quieren ni saben investigar. “Más del noventa por ciento de las detenciones que se dan en México, se efectúan en flagrancia, o en flagrancia equiparada. Es decir, la cultura de la investigación en el país es casi nula”, afirma criminalista.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO