Cinco millones de dólares pertenecientes al fondo de la iniciativa Mérida, y que se destinan para reforzar la lucha contra el narcotráfico, han sido retirados al gobierno mexicano, como una de las primeras repercusiones derivadas de los informes de las constantes violaciones a los derechos humanos en México. Este fondo proveniente de los Estados Unidos, estaría destinado a dotar a la policía con tecnología y equipos de combate además de helicópteros y diversos programas de capacitación para funcionarios mexicanos del área de seguridad.

Aun así, la Iniciativa Mérida recibió 195 millones de dólares, durante el año 2014, según cifras del Departamento de Estado, que informo también que la medida de disminuir los fondos se origina precisamente en que el gobierno de México no ha cumplido con los criterios establecidos por el congreso estadounidense que vigila la correcta aplicación de estos fondos.