Línea Caliente
Por Edgar Hernández*
27 de octubre de 2015

 

¡Silva listo con un bat de beisbol!

Veracruz vive momentos inéditos.

En un afán de retener el poder y presionar la negociación, cueste lo que cueste, el gobierno saliente del señor Javier Duarte, ha desatado una verdadera batalla campal en Veracruz, en donde se transita de la caña de pescar al bat de beisbol para atajar a los Yunes.

No bien abandonaba Veracruz, Manlio Fabio Beltrones, quien vino a engatusar a la clase política con la jalada de primero el programa y luego el hombre, en momentos en que el caldero está al punto de ebullición, cuando la orden de Palacio era irse a fondo y con todo contra los enemigos del régimen, los Yunes.

Ya desde el mismo domingo, este pasado domingo, se empezó a deslizar en las redes y en cierta prensa que José Francisco Yunes Zorrilla, abandonaría la contienda. “Es un borrego mal intencionado que sacaron a retozar a la pradera”, respondió el senador ¡Llámenme Pepe!

Ello al tiempo que el “nuevo” PRI, el del Cisne, Alberto Silva, endurecía su discurso “se apoyará a los aspirantes sólo si hay respeto por el gobernador Javier Duarte”, postura admisible siempre y cuando no apareciera blandiendo un bat de beisbol.

Era un mensaje claro para los Yunes, quienes han denunciado de manera directa afanes corruptos y formas de hacer política del mandatario estatal, sustentados en la “política del chistorete”.

Palacio desliza al mismo tiempo, una serie de versiones en medios afines en donde francamente amenaza al ex presidente priista Ranulfo Márquez Hernández, de llevarlo a la cárcel a la brevedad por haber declarado a quien esto escribe que “en la última elección el capital priista descendió de un millón 300 mil votos a 400 mil por lo cual estaba en serio riesgo de perder la gubernatura”

Así que, en breve Ranulfo irá al “bote”. Claro el pretexto jurídico será por asuntos de malversación de fondos públicos.

Por menos de eso lo quemarían en leña verde.

Hoy el nuevo PRI presume la alianza con el PRD y se ufana del control que tiene con los presidentes municipales priistas, situación que provocó el airado reclamo del propio Héctor por ese veto disfrazado de institucionalidad, en donde se obliga a los ediles a no apoyar a los Yunes so riesgo de que no les entreguen las participaciones federales.

Sin embargo, la embestida de la contraparte no se dejó esperar.

La presión yunista sumada a la crítica de la opinión pública estatal y nacional, así como los repetidos yerros del ciudadano gobernador Javier Duarte, han dado lugar a que se recrudezca la batalla campal.

La que vive Veracruz es una lucha de todos contra todos… Y eso que hoy la consigna es la ¡Unidad!

Ya desde el fin de semana que acaba de concluir y al arranque de esta, se daba cuenta la ausencia de sensibilidad del gobernador que ante el reclamo de una afligida madre cuya hija está desaparecida hace más de tres años, sólo tuvo por respuesta –él y su esposa- risas burlonas y un desproporcionado descolón a través de un medio local de Orizaba.

El diario “El Buen Tono” –con quien desde este momento dejo de colaborar en esa empresa- dio tremendo bofetón al reclamo de la señora Araceli Salcedo, madre de la desaparecida Fernanda Rubí “que no le toque a su familia ver lo que se siente sufrir al no ver a su hija desde hace tres años con dos meses, señor”, publicando en la principal que “Fernanda estaba ligada a los Zetas. Era novia de El Lucky, jefe de la banda criminal en Córdoba”.

“El Lucky –tal como recuerda el periodista Aurelio Contreras- estaba vinculado ha sido ligado a (Erick) Lagos, actual diputado federal y el más cercano a Fidel Herrera Beltrán, quien ha sido calificado por la prensa internacional como el “Z-1”-

Esa fue pues, la manera tan bajuna de defender lo indefendible ¿el punto eran los Zetas o el trato del gobernador a la querellante?

Desde luego que toda esta defensa palideció ante la severa crítica nacional y estatal. Para la tarde de este lunes las reproducciones del video de tan enojosa situación superaba el millón 500 mil… más las que se siguen acumulando este martes.

Los diarios de circulación nacional lo despedazaron al igual que las caricaturas verdaderamente sangrientas y la ironía de Brozo, en TV a nivel nacional en donde deja al gobernador de Veracruz muy mal parado al censurarle su falta de sensibilidad y postura ética y moral, mientras el gobierno desesperado bloquea redes, hackea portales y ataja muros virtuales.

Esto, sin embargo, nadie lo para.

Simultáneamente y de manera sorpresiva Miguel Angel Yunes Linares se presentó este lunes en la oficina del “valiente” Fiscal, Luis Angel Bravo “no es con gritos como aparecen los desaparecidos” para interponer una demanda contra el gobierno de Javier Duarte “por el desvío de más de 9 mil millones de pesos de recursos que debían haberse destinado a la educación”.

El Fiscal nunca apareció. Estaba debajo de su escritorio escondido.

El caso es que se vive una guerra total en Veracruz. Se dejó a un lado la prudencia, el diálogo, el buen gobierno, la tolerancia y el respeto al disenso. Los problemas en Veracruz hoy se resuelven a madrazos.

Y en ese ring ¿Quién defiende al señor gobernador?

¡De su gabinete, nadie!.. Los diputados federales y locales guardan sospechoso silencio. Temen que el barco ya esté haciendo agua.

El único que está ahí a su lado, con un bat de beisbol listo, es el Pavo Real.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo