Economìa y sociedad
Por Hilario Barcelata Chávez
30 de octubre de 2015

Los diputados veracruzanos aprobaron a ciegas y en la ignorancia total la contratación de deuda solicitada por el gobernador del estado. Esto es así porque quizás ni cuenta se dieron que el decreto aprobado omite información fundamental para poder hacer una valoración técnica adecuada de la viabilidad de la contratación de nuevos créditos, información imprescindible para que los diputados pudieran emitir un voto razonado y fundamentado.

Haber votado del modo en que lo hicieron sólo deja en claro su mediocridad y sumisión, lo cual quedó de manifiesto al subir a tribuna y con un discurso de una profunda pobreza argumentativa defender lo indefendible, lo que se convirtió en un vergonzante y patético acto de auto humillación colectiva porque dejó al desnudo sus limitaciones intelectuales y su nulo compromiso por el bienestar de Veracruz.

Esta es la información que hace falta y que a los diputados no les importó no conocer:

1.- Las garantías de pago son deuda pública adicional que incrementa el monto de la deuda pública estatal en 5,250 mdp.

  1. 750 mdp son para garantías del crédito de 5,000 mdp que se pagará con el FAFEF según se puede leer en el Artículo primero (párrafo tercero) del Decreto de aprobación de la deuda “Adicionalmente (…) se autoriza al Ejecutivo del Estado (…) a contratar (…) garantía de pago oportuno u operación similar (…) la cual será constitutiva de deuda pública”. Aquí se trata de 750 mdp adicionales (el 15%) del crédito de 5,000 que se pagará con recursos del FAFEF.
  2. Los otros 4,500 mdp son para las garantías del crédito por 15,000 que se pagará con recursos del ISERP según consta en el artículo quinto (párrafo quinto) “Adicionalmente se autoriza al Ejecutivo del estado (…) a contratar (…) garantía de pago oportuno u operación similar (…) la cual será constitutiva de deuda pública.”

2.- En el artículo segundo se autoriza a contratar un crédito por 1,700 mdp respaldados con FAIS/FISE para destinarlo a inversiones públicas productivas pero no se dice:

  1. qué obras o acciones sociales se realizarán,
  2. tampoco aclara a que localidades de alto o muy alto rezago social o zonas de atención prioritaria beneficiarán esas obras.
  3. No dice los montos de cada obra o acción desglosada por localidad.

¿Cómo determinó el gobierno del estado que requería exactamente esa cantidad de dinero para obras si no tiene el listado y el costo de las obras que realizará? ¿Calculo como dicen vulgarmente, “a ojo de buen cubero”? Siendo el próximo un año electoral los ciudadanos sospechan que esos recursos se aplicarán con fines electorales en las localidades de mayor interés electoral para el gobierno estatal.

3.- De acuerdo al artículo quinto, el crédito por 15,000 millones de pesos respaldado con ISERP podrá utilizarse para:

  1. pagar deuda existente,
  2. constituir fondo de reserva del financiamiento contratado y
  3. contratar coberturas de tasa de interés o swaps,
  4. pagar los gastos comisiones y demás erogaciones que genere el diseño instrumentación y celebración del financiamiento.

Pero no se dice cuanto del monto total se utilizará para cada uno de esos fines, por lo que no es posible determinar qué cantidad se destinará a pago de deuda. Pero lo cierto es que la deuda existente no se reducirá en la magnitud del crédito adquirido. Esto significa que la deuda total del estado estará aumentando en un monto igual a la cantidad que se destine a otros propósitos distintos del pago de la deuda existente.

 

4.- La deuda no disminuirá como resultado de los pagos que se realicen.

Esto es así porque de acuerdo con el artículo sexto del Decreto, “…conforme se vaya liquidando el saldo de la deuda pública actual que se refinancie [con los 5,000 mdp autorizados en el artículo primero] se autoriza al Poder Ejecutivo la contratación de endeudamiento (…) por ese mismo monto”

Es decir, se contrata deuda para pagar 5,000 mdp de deuda existente, pero conforme se pague se podrá contratar otra vez esos 5,000 o sea la deuda permanece constante. ¿Cuál es la ganancia?

5.- El gobierno del estado dice que la contratación de deuda nueva es una reestructura de la deuda existente, pero no es cierto.

Una reestructuración de la deuda es un proceso mediante el cual se modifican los términos de un compromiso financiero, es decir en donde el deudor, mediante un proceso de negociación con sus acreedores consigue reducción de la tasa de interés de los créditos vigentes, ampliación de los plazos de pago o reducción del monto de los adeudos. En ocasiones pueden obtenerse nuevos préstamos (en mejores condiciones de pago) para cancelar la deuda original. Este no es el caso de la llamada “reestructura de la deuda pública de Veracruz” por lo que no se trata de una reestructuración.

6.- El Decreto alude a la posibilidad de obtener mejores condiciones de créditos que justifican el refinanciamiento solicitando (deuda para pagar deuda) pero no aclara como.

Es decir no se explica a qué tasa de interés se contratará y a qué plazos se pagará y por qué esto representa mejores condiciones de contratación que las existentes. No dice que institución financiera pública o privada está ofreciendo esas mejores condiciones de financiamiento.

En general no ofrece información para que los ciudadanos puedan corroborar que efectivamente la contratación de estos créditos autorizados se hará en mejores condiciones.

En conclusión a pesar de que la iniciativa presentada por el gobernador del estado no incluye toda esa valiosa información, los diputados no dudaron el votarla a favor. Lo cual deja en evidencia, como se dijo antes, sus limitaciones y su falta de interés por Veracruz.

hbarcel@nullhotmail.com