La periodista Carmen Aristegui continúa la batalla contra MVS por el despido injustificado de que fue objeto, y ahora solicita la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo internacional ante quien demandara al estado mexicano por obstruir la justicia.

Aristegui y su equipo han sido objeto de diversos ataques y su despido es sólo la expresión del enojo surgido a raíz de que se difundió la vinculación del círculo familiar del presidente Peña Nieto con la empresa HIGA, que además de ser una de las más beneficiadas con la realización de obras del gobierno, fue la misma que facilito cuantiosas sumas para la adquisición de la ya famosa Casa Blanca de la esposa del Presidnte.