Journal Veracruz
Por Camilo González
15 de octubre de 2015

La ciudad de las flores tiene en Corintia Cruz y en Erika Ayala a dos mujeres con trayectoria partidista impecable. Conocen el teje y maneje de los grupos, han recorrido las colonias, han gestionado apoyo para todos y para todas.

De esta manera, se perfilan ambas como precandidatas aunque se han filtrado rumores de que habrían llegado a un acuerdo para apoyarse mutuamente.

Sin duda, si la decisión fuera hoy, ellas estarían consideradas.

Rodrigo Montoya

Por otro lado, el trabajo firme y permanente de Américo Zúñiga, alcalde de Xalapa, ha permitido posicionar al joven secretario, Rodrigo Montoya, como un precandidato natural para contender por la diputación de dos años, distrito en el que además podría buscar la reelección que le pelearía definitivamente a la Morena.

Daniel Galindo

En ese mismo tenor se encuentra Daniel Galindo en el Puerto de Veracruz, ya que su trabajo como actor central del alcalde Ramón Poo, que también le ha dado su espaldarazo, lo ha mantenido vinculado a las colonias de la zona norte, que son peculiarmente participativas. De igual forma en la zona urbana del Puerto jarocho ha estado en contacto con miembros del partido y en su trabajo activo de gestión ciudadana.

Ernesto Cuevas Hernández

El alcalde de Juchique de Ferrer ha estado sonando fuerte en los pasillos de un tricolor en renovación. Su trabajo a ras de suelo, caminando al lado de los ciudadanos y, sobre todo, entregando resultados reales, lo han elevado en las encuestas como el seguro vencedor para el distrito de Misantla, que sufrió cambios con la redistritación electoral del INE. Si se perfila la alianza con el AVE, partido que lo postuló rumbo a la alcaldía, el nuevo Gobernador tendría en Ernesto Cuevas a un legislador activo, cercano a su distrito y en contacto con las necesidades reales de la región.

Marilda Rodríguez

Tomando en cuenta la equidad de género, debemos reconocer que más allá de la equidad de género, Marilda Rodríguez mantiene un liderazgo en la región más bella de Veracruz, la Costa Esmeralda, (bueno, se bate a duelo con el Puerto y con Los Lagos de Xalapa) por lo que debe de ser considerada como una candidata ganadora para el tricolor.

Del otro lado del mundo

Alejandro Calvillo, colaborador en SinEmbargo.mx, ha escrito un artículo bastante sólido sobre el impacto que podría tener la industria farmaceútica en el Acuerdo de Asociación Transpacífico, ya que argumenta que dichas compañías apenas gastan el 11 por ciento en el desarrollo e investigación de nuevas medicinas, mientras que destinan el 36 por ciento a gasto de marketing. Ello incluye los 2.9 mil millones de dólares que gastaron haciendo lobbying en el Congreso norteamericano -según cifras de Calvillo- entre 1998 y 2014.

El lobbying es una práctica poco conocida en México. Incluso, son contadas las empresas que se consideran proveedoras en activo de estos servicios, que no son otra cosa que presionar a los legisladores para que tomen una decisión y legislen en favor de ciertos intereses, según la práctica norteamericana, económicos y privados sobre todo.

De esta forma, las empresas farmaceúticas han presionado a los legisladores para quitar los aranceles a sus productos, para modificar el registro de patentes, para asignar los precios que sean, a pesar de recibir en muchos casos dinero público de los Institutos de Salud.

www.journalveracruz.com