Política
Por Mario Mijares
19 de octubre de 2015

1.- Tal vez Xalapa como ciudad capital sea una verdadera calamidad, pero su presidente municipal, se imagina ser el adalid nacional de las ciudades capitales, todo esto, sólo se da dentro del país de las simulaciones. La paradoja es que la mayoría de mexicanos a nivel nacional, piensan que la capital de Veracruz, es el puerto con el mismo nombre. Pero lo infame es que el mismo presidente de la República Mexicana en su discurso de hace meses, en un acto fallido, apuntó que la capital del estado de Veracruz, era Boca del Río. Con estos ejemplos, se puede tener una idea del nivel que padece la ciudad capital, la cual no aparece en la cartografía conceptual. Y que hoy día tal sitio la representa Américo Zuñiga Martínez, el máximo representante de las capitales del país y de Iberoamérica.  

2.- En medio del clásico cortejo, una asociación más de las numerosas que se forman a vapor en México, y donde la mayoría de ellas se organizan con la finalidad de lograr que sus fundadores y dirigentes subsistan, pero también son las bisagras de mercachifles, quienes se aprovechan de aquellos ediles ignorantes y ególatras. Es increíble de; cómo a cual más, les trata de vender todo tipo de espejitos, que van desde: títulos de nobleza; capacitación; certificaciones; inmuebles; obras y muchos objetos más. Así sucedió durante la reunión de “actores” y representantes de las nacientes organizaciones de nombres rimbombantes de Ciudades Capitales (CONACC) y la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM) del estado de Veracruz. De esa manera les vendieron al presidente municipal Zúñiga Martínez y al gobernador Javier Duarte de Ochoa, el premio nacional a “la excelencia municipal”.

3.- De acuerdo con el último censo de población del INEGI (2010, Xalapa tiene 457, 614 habitantes. Pero nadie de esos aproximadamente 500 mil habitantes, en sus cinco sentidos, puede admitir que la capital del Estado de Veracruz, sea una ciudad metropolitana de excelencia, y sobre todo desarrollada. Resulta absurdo que después de más de doscientos años de ser fundada (sin tomar en cuenta a los toltecas, le dieron el nombre de Xalla-a-pan) pero aceptemos la fecha de 1804, cuando Alexander von Humboldt visitó Xalapa, y fue él quien le puso el nombre de la Ciudad de las Flores. Con toda esa antigüedad, y riqueza natural de la región veracruzana resulta increíble que sea un municipio subdesarrollado.

4.- A pesar de esos 200 año de constituida, la ciudad capital veracruzana asume la terrible carencia en “infraestructura”, la cual por cierto Zuñiga Jr, cree que es tapar hoyos y hacer banquetas, véase (La Jornada, Veracruz, 15/10/2015, p5). La infraestructura, señor presidente municipal es: el basamento material de una sociedad para que logre: “determinar la estructura social, su desarrollo y sobre todo la movilidad de sus habitantes. En ésta se incluyen las fuerzas productivas y las relaciones entre ellas.

De tal fundamento, también difiere la “superestructura”, de dónde se deprende la posibilidad para desarrollar una comunidad en: lo político; en jurisprudencia; la cultura; el arte e implantar la filosofía del momento histórico que se vive. Son principalmente los aspectos estructurales a que se refieren las organizaciones creadas por la sociedad, además de las reglas que vinculan a sus habitantes, y el modo de organizar la producción de bienes.

Por tanto, señor Zuñiga, la pregunta es ¿Por qué vanagloriarse al exterior? Cuando la capital del Estado de Veracruz, no posee ninguna planta productiva manufacturera, ni tampoco se ha desarrollado la “industria sin chimeneas”, como es conocido el negocio del turismo. Ante eso, son miles de jóvenes y familias xalapeñas que tienen que emigrar, por falta de trabajo. Únicamente se quedan los comerciantes, profesores, burócratas y unos que otros riquillos, por cierto creados por los gobiernos del estatal y municipal. El resultado de todo ello es; que en doscientos años su población se mantenga con la misma tasa de crecimiento.

5.- Y no hablemos de transporte urbano ni del tráfico de la ciudad, Sólo habrá que caminar por el centro de la ciudad, para encontrarse baquetas pueblerinas, no sólo porque sólo cabe una persona, sino por lo peligroso que resulta transitar por ellas. Cientos de años de fundada la ciudad xalapeña, y la única forma de salir de ella, es por vía carretera a través de la línea de autobuses cuyo monopolio recae en el ADO.

La mayoría de los presidentes municipales de Xalapa, se han confabulado con los gobernadores, para no desarrollarla e incluso, estimado lector muchos de estos ediles también les han vendido premios similares. Un ejemplo de la sandez humana, es que Zuñiga vanidosamente el día de su nombramiento, se tomó la foto con el gobernador Duarte, cuando según información, “La Secretaría de Finanzas (SEFIPLAN) le debe desde hace más de seis años 16 mdp al cabildo de Xalapa” La Jornada, Veracruz, 13/10/2015, p.5. Así es como ha sido parte de la historia del terrible atraso de la capital del Estado de Veracruz.