Es muy sintomático que desde la Ciudad de México las direcciones nacionales del PAN y del PRD estén anunciando la alianza electoral para el próximo proceso local, mientras que en Veracruz, este mismo anuncio se hace a través de voceros que no tienen el liderazgo para dar  certeza política a un acuerdo de tal magnitud.

Por lo que se refiere a los dirigentes locales del PAN, José Mancha y  Rogelio Franco, del PRD, es notoria su timidez o quizá hasta sus temores por encabezar una oposición real que dispute frontalmente el poder, incluso da la impresión que no quieren comprometerse públicamente con una candidatura competitiva y por eso prefieren opacarse y dejar que sean las instancias nacionales de sus partidos desde donde se asuman los riesgos que una coalición de esta naturaleza conlleva.