ya choleHablando Derecho
Por Tomás R. Domínguez Sánchez
22 de octubre de 2015

Hace apenas unos cuantos días y con el pretexto de dar a conocer las acciones del tercer año en funciones, el Gobierno Federal dio de que hablar como siempre lo ha hecho, porque lanzó una nueva campaña publicitaria gastando varios millones de pesos para difundir el trabajo que ha realizado en cuanto a las reformas estructurales que, según ellos, ha cambiado tanto al país, como la reforma educativa, la energética, la hacendaria; en esa campaña denominada Mover a México, se decidió publicar, de entre otros tantos, un spot en la televisión, radio e internet en donde se escucha una radio donde se transmiten un anuncio de las reformas estructurales, dos carpinteros lo escuchan y entablan un diálogo, donde el primero dice que ya chole con eso de las reformas a lo que el segundo le explica que ahora se paga menos de luz, que ya hay más comercios formalizados y tienen seguro médico gracias a eso, y para finalizar le dice: así que ya chole con tus quejas, el brillante video sólo duró unas cuantas horas en la página oficial de la Presidencia de la República, pero se siguió trasmitiendo en la radio y en la televisión, hasta que se dio la orden para que saliera de inmediato de la programación.

Las reacciones en las redes sociales desataron una ola interminable de críticas para el ofensivo spot, y cómo no, si el comercial lo único que hace es restregar en la cara la percepción que tiene el Gobierno de los ciudadanos, porque utiliza un lenguaje popular pero lo usa para denostarlo, aparte el mensaje que manda es clarísimo, están hartos de las quejas populares, están hartos que se les digan las inconformidades, están hartos de escuchar que el pueblo tiene hambre.

Con la emisión del spot el Gobierno Federal cometió distintas violaciones al cuerpo normativo que nos rige, al decir ya chole con tus quejas lo que hace es, de entrada, limitar el derecho a la libertad de expresión consagrado en el artículo 6 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que dice: “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado. Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión”, entonces la queja es un medio de expresión para externar ideas, en segundo lugar, viola el derecho de petición consagrado en el artículo 8 de la Ley Suprema que dice: “Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República”, el mismo numeral indica que debe ser por escrito, lo cierto es que las quejas en cuanto al desempeño del Gobierno Federal consta en cientos de medios impresos, en los virtuales, y en redes sociales, también es cierto que debe presentarse ante el mismo estado, pero, si éste no es capaz de respetar y garantizar el estado de derecho ¿cómo va a respetar una queja ciudadana? Hay que cumplir con el formalismo que la misma ley marca, se debe presentar por escrito la queja ante la autoridad competente.

Lo que llama la atención de este tipo de políticas de difusión de actividades, es que no tengan la más mínima aproximación a la realidad del país, no es posible que se siga ocupando la misma línea del discurso político expresando siempre un pensamiento que más que estar acorde a nuestra realidad, siempre resulta ser una utopía; el programa publicitario se da en tiempos de crisis, pero principalmente, días después de la visita de los comisionados especiales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que vinieron a dar fe de la situación tan precaria que vive el país en cuanto a protección y procuración de derechos humanos, si los Comisionados se hubiesen quedado otros días más, seguramente a México le esperaría un panorama internacional mucho más difícil de lo que ya tiene.

Comentarios:

skart20@nullhotmail.com