Al conocerse que también el gobernador de Oaxaca, Gabino Cue, se procuró una “Casita Blanca”de 7 millones de dólares, como la del presidente Enrique Peña Nieto, se reabre el debate nacional sobre el abusivo uso del poder público en que incurre gran parte de la clase política, cuando la mayoría de los habitantes del país de encuentran sumidos en la pobreza,

En mal momento Gabino Cue ha mostrado el cobre, exponiendo públicamente las debilidades y excesos que se albergan en los partidos que lo postularon en una coalición electoral: PAN y PRD. Sin proponérselo estaría beneficiando directamente a el MORENA, que incursiona por primera vez en las elecciones locales y que ha trazado una ruta de acuerdo con los integrantes de la Coordinadora Nacional de trabajadores de la Educación CNTE en la entidad Oaxaqueña.