El senador Luis Miguel Barbosa responsabilizó al PAN y en particular al diputado panista Gustavo Madero de haber disminuido los impuestos a los refrescos, declaración que desató una batalla entre ambos legisladores en redes sociales.

Las expresiones que utilizaron Madero y Barbosa como: “Deja de decir Barbosadas y mentiras pendejo”, o “¡Uuuh! enloqueciste Maderito. Que quede constancia”, exhibieron un debate lamentable, por su pobreza política y argumentativa que rebasa la tribuna y el quehacer legislativo de quienes en teoría deberían darle mayor énfasis a su trabajo y a la condición de representantes populares.