Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
25 de noviembre de 2015

 

“La peor decisión es la indecisión.” – Benjamín Franklin.

 

Apenas este martes le informamos que hacia el viernes se darían grandes decisiones para el priismo veracruzano, y por ende para el futuro de 8 millones de ciudadanos que esperan con ansias conocer cuál será la oferta política que brinde el partido que ha gobernador está entidad en los últimos casi ochenta años.

De este modo le adelantamos que se reunirán el gobernador Javier Duarte y el senador Pepe Yunes Zorrilla.

Si ¿aunque usted no lo crea? Como decía el slogan de un programa de televisión.

Será en el Rancho San Julián, propiedad de Don José Yunes Suárez en donde se dará este importante encuentro, y es que la proximidad del Tercer Informe de Actividades Legislativas, no era considerado el escenario más propicio para la muestra del musculo de quien será el candidato al gobierno de Veracruz en 2016.

Ahí en la zona fría de la Localidad de Normandía, entre bellos paisajes se dará este encuentro que tiene como finalidad dejar zanjadas las diferencias y los pleitos que habrían distanciado a ambos actores políticos.

De buena fuente se sabe que Pepe Yunes a convidado a la cita tanto al presidente del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, Manlio Fabio Beltrones, como a otros personajes de calidad para que atestigüen lo que se ha comenzado a llamar en el posible “abrazo de San Julián” por buscarle comparativo con el famoso abrazo de Acatempan entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero.

A la reunión se sabe llegarían José Antonio Meade, cuatro veces secretario de estado y actual titular de la Secretaría de Desarrollo Social, lo mismo que el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso quienes presenciarán como testigos de calidad el fin de las diferencias que por poco más de un año sostienen tanto el senador peroteño y el mandatario estatal.

Al encuentro habrá de asistir también el senador Héctor Yunes Landa, quien habría al menos mostrado un acercamiento con el propio Alberto Silva Hernández y al que también les ha dado por llamar el abrazo de Héctor y Beto.

De este modo con la venía del presidente Enrique Peña Nieto la instrucción que habrá de tener que asumir el propio gobernador Duarte es la de anunciar que el partido tiene candidato en la persona de Pepe Yunes.

Ahora vendrá la operación cicatriz y por supuesto alinear a todos los grupos que por más que anden soltando buscapiés en el altiplano en el sentido de encartar a Héctor o a Silva habrán de cerrar filas.

El proyecto en juego no es menor, ya en este espacio se lo habíamos adelantado, es el proyecto del presidente Peña Nieto para darle continuidad al priismo ante la amenaza inminente que representan tendencias políticas de izquierda cargada de un alto contenido mesiánico.

Veracruz es y sigue siendo el principal bastión en la disputa de las 14 gubernaturas en juego en 2016, y el que simplemente se oponga está condenando su futuro, so pena de terminar tras las rejas.

 

 

Al tiempo.

Contacto:

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx