En Veracruz el escenario está compuesto de manifestaciones de inconformidad por todo el territorio de la entidad, una de las causas consiste en que no se ha cumplido a la población los compromisos contraídos formalmente por la autoridad. A pesar de decenas de minutas en las que se ofrecen soluciones, nada o muy poco se ha cumplido, de allí las constantes protestas reflejadas en bloqueos carreteros o de calles citadinas. Es de esperarse que al cierre del ejercicio de gobierno los grupos demandantes desafíen con mayor a los grupos de represión creados ex profeso, esos cuerpos policiacos sin uniforme que agreden con violencia, golpes y patadas, a una sociedad civil que se siente agraviada por el engaño.