A escasos meses de concluir la administración de Javier Duarte, se firmó un acuerdo para incorporar al gobierno de Veracruz a la iniciativa del gobierno federal  “Mecanismo Federal de Protección a Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas” donde se incluyen acciones como la llamada “alerta temprana”, esto con el fin de dar garantías al trabajo periodístico y de activistas en derechos humanos.

Esta medida se toma a instancias del gobierno federal después de conocerse el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que dio cuenta de diversos ataques a periodistas que van desde el robo en sus domicilios, amenazas anónimas, hasta los asesinatos de periodistas, al igual que innumerables atentados contra líderes comunitarios y disidentes políticos.