Claroscuros 
Por José Luis Ortega Vidal
11 de noviembre de 2015

 

(1)

 

Estudió un Doctorado en Tecnología de Alimentos en la Universidad de Reading, Inglaterra, becado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) de México.

Nació en Acayucan, al sur de Veracruz y trabaja como docente e investigador en el Instituto Tecnológico Superior –ITSA- de su tierra natal.

En octubre pasado Cid Ramón González González –nombre del destacado científico veracruzano- obtuvo una beca del Programa Newton Fund British Council para cursar una estancia de investigación de 2 meses en su alma mater doctoral: la Universidad Reading, en Inglaterra.

Durante sus estudios para obtener el Doctorado en Tecnología de Alimentos, Cid Ramón presentó un proyecto de salud consistente en reducir la presión sanguínea a personas hipertensas, a través de leches probióticas con inhibición de la encima convertidora de angiotensina.

Estos, son términos científicos que el propio investigador debería traducirnos al español de los simples mortales –como el autor de Claroscuros- pero el objetivo de este texto es destacar la existencia de un joven nativo de Veracruz en el ámbito científico mundial que ha obtenido becas en su país y en el extranjero para desarrollar conocimientos que beneficien a toda la humanidad, sin distinción de razas ni nacionalidades.

Durante su reciente estancia en el viejo continente, a lo largo de 8 semanas, el doctor González González inició el proyecto titulado “Péptidos Hipotensores e Hipoglucemiantes liberados de suero de leche por fermentación láctica por cepas novedosas aisladas de lácteos en el sur de Veracruz, México”.

“Esta es una iniciativa en colaboración con la doctora Paula Jauregi, para la realización de un lote de experimentos con diferentes investigadores en el departamento de Ciencias de los Alimentos y Nutrición, que incluyeron aislar bacterias benéficas y de interés industrial del Queso Chiapas y aprender técnicas moleculares utilizando PCR para la identificación de las mismas, con la colaboración de la doctora Anne McCartney”, expresó el investigador. *

(2)

Los institutos Tecnológicos y de Estudios Superiores de Poza Rica, Gutiérrez Zamora y de manera destacada el de Coatzacoalcos, han obtenido durante los últimos años importantes logros en competencias internacionales de desarrollo tecnológico, destacando el rubro de la robótica.

Al sur de Veracruz, el ITESCO ha establecido una política de apoyar toda iniciativa docente y estudiantil que implique la asistencia a Congresos Nacionales e Internacionales de las carreras que imparte en áreas como la química, la bioquímica, la robótica, entre otras.

Al mismo tiempo y bajo la lógica de que es más barato y productivo traer estos eventos a casa porque así se fomenta la participación de toda la comunidad del tecnológico y no la de unos cuantos, Coatzacoalcos se ha convertido durante los últimos años en sede de eventos académicos nacionales e internacionales vinculados a la ciencia y la tecnología bajo el impulso del ITESCO.

(3)

¿Qué pasa con la Universidad Veracruzana en este ámbito?

Si se está llevando a cabo una investigación tecnológica y científica en nuestra amada Universidad, le falta difusión.

Si no se está realizando, que noticia tan triste.

Durante los últimos meses sólo hemos recibido noticias sobre la falta de recursos económicos suficientes en la UV y de la responsabilidad que al respecto le corresponde al gobierno del estado.

(4)

Ayer, en contraste, se puso en marcha el Clúster Científico Tecnológico del CONACyT en Xalapa, con la presencia del Presidente Enrique Peña Nieto.

Hagamos a un lado –momentáneamente- el significado político del evento en la álgida temporada electoral que vivimos en Veracruz.

Hemos dado ejemplos y datos de que en Veracruz vía los institutos tecnológicos y a partir de iniciativas personales de cerebros nativos, impulsados por el propio CONACyT y universidades extranjeras, se realizan investigaciones científicas y tecnológicas de alto nivel.

Saber que habrá un organismo del CONACyT en la capital de la entidad –sin duda la Atenas de Veracruz- con más de 40 investigadores de tiempo completo y una cantidad importantes de científicos visitantes, constituye una noticia sumamente positiva y alentadora en un contexto de violencia, corrupción e impunidad sin precedente en nuestra entidad.

Hay talento, mucho talento en Veracruz y en México.

Lo hay en todos los ámbitos.

En Xalapa mismo, en lo que respecta a las ciencias sociales, se encuentra el Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) del Golfo, un organismo que congrega a prestigiados intelectuales del país cuya obra –lamentablemente- es difundida y conocida sólo en el sector científico.

Bien valdría la pena se diera a conocer a nivel masivo.

Es también el caso de la prestigiada investigación histórica de la UV y algo semejante ocurre con el rubro literario.

¿Dónde quedó la semilla que sembraron figuras como Sergio Galindo y Gonzalo Aguirre Beltrán, cuya labor le dio a la Universidad Veracruzana y a Veracruz un prestigio internacional, décadas atrás?

(5)

Bienvenido el CONACyT a Veracruz.

La educación democratiza.

La educación y la ciencia forjan hombres libres.

Ese es el camino para acceder al desarrollo.

La ciencia y el hombre libre son objetivos nobles.

La política es sólo un medio no es un fin en sí mismo.

A menudo nos confundimos al respecto.

Al grado de enredarnos absurdamente en pleitos y alegatos como los que protagonizamos en los días que corren.