Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
25 de noviembre de 2015

“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos.” –Schopenhauer.

La efervescencia política comienza a tomar fuerza en Veracruz, las militancias de uno y otro partido comienzan a calentar la caldera de la fábrica de la democracia de la que habrá de salir el hombre o la mujer que dirija el rumbo de la entidad, en los próximos dos años.

Aun cuando distante de la costumbre priista aun no se tiene con un candidato oficial, las fuerzas se comienzan a aglutinar en sólo dos hombres, ambos senadores con la fuerza suficiente por si solos como para hacerle un boquete al Revolucionario Institucional, en caso de que la cúpula partidista se deje tripular por los designios del gobierno del Estado y quien mandata hasta hoy.

Lo cierto es que sumarle más actores políticos es una forma de mostrar el musculo del partido que tiene todas consigo para ganar.

Y es que le aseguró esto porque así lo demuestran los resultados en los últimos procesos electorales, en donde el PAN parece que avanza pero aun así no le puede arrebatar la gubernatura que por cerca de 78 años ha ostentado el priismo veracruzano.

Aun con ello, la militancia panista observa con ansia el momento en que se defina quien será su candidato, en la baraja política dos personajes pudieran alzarse con la posible candidatura.

Por un lado, Miguel Ángel Yunes Linares que aparentemente mantiene la preferencia electoral de la mayoría de veracruzanos que no simpatizan con la propuesta gobernante, pero que tiene en su contra una serie de señalamientos tras su paso por los diversos cargos públicos que ha ostentado, pero que hasta ahora no lo ha colocado en posibilidad de perder su libertad, a pesar de todas las campañas negras que el estado le ha lanzado.

Así también, los panistas de sepa observarían como factible la posible candidatura de Juan Bueno Torio, quien ha sido senador de la República, diputado federal, subsecretario de Energía, y director de Pemex, Exploración y Producción durante los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Bueno Torio sostiene que respecto a la posible Alianza para derrocar al PRI en el próximo proceso electoral, los escenarios no se han definido, ha dejado claro que lo que se aprobó el sábado 17 de noviembre, fue autorizar a los comités nacional y al estatal de ambos partidos, a sentarse a negociar la posible coalición.

Apuntó que a partir de entonces tendrá que definirse qué partido pone al candidato a gobernador, si ambos lo hacen y si permiten que otros institutos políticos se sumen a la idea del frente único opositor. “Habrá que definirse cuántos y cuáles distritos le corresponden a cada partido”.

El ex legislador federal ha sostenido que primero se tienen que cuidar los intereses de Veracruz y luego cada partido, velar por sus propios intereses, adicionando que a principios o mediados de enero es el momento de registrar las coaliciones y el programa de gobierno.

Deja en claro que lo que se definió además que el comité nacional decidirá el mecanismo para escoger al candidato y al respecto añadió que él plantea una metodología que no se circunscriba a una encuesta, “porque si por encuesta fuera ‘El Bronco’ en Nuevo León no fuera gobernador”.

El aspirante panista recalcó que lo que Veracruz necesita es un “Bueno” y si le pones a ello un “Torio” mejor. Por eso en los corrillos políticos algunos se preguntan ¿si este será el Bueno?

Sextante

Se sabe que en empresas encargadas de evaluar escenarios adversos para la Presidencia de la República en su último reporte ponen a Veracruz con un posible escenario de contienda interna entre partidos a cuatro candidatos Héctor Yunes por el PRI, Miguel Ángel Yunes y Juan Bueno por el PAN y por el PRD a Francisco Valencia, lo que confirmaría que la supuesta coalición entre corrientes políticas divergentes nació muerta.

Al tiempo.

Contacto:

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx