Altar
María González

Xalapa- 2015-10-3118:46:36-

“La verdad podrá ser escondida, empatada, distorsionada pero siempre será mostrada por los periodistas”. “5 años de impunidad” y “Rubén estás aquí con todos”, son algunas de las frases que periodistas de Veracruz escribieron en el pizarrón junto al altar que colocaron en Xalapa, en los bajos del Palacio de Gobierno, en memoria de todos los comunicadores asesinados en este sexenio.

Pan, copal, fruta y flores adornan a 16 retratos que fueron colocados para recordar a sus colegas y rendirles un sencillo “homenaje en la memoria”.

Son 16 rostros que postrados sobre una alfombra de cempasúchil llaman la atención de niños y adultos. El altar, no oficial, se roba las miradas de aquellos que pasan por los bajos del Palacio de Gobierno, y observan la ofrenda con cigarros, puros, pan de muerto y fruta que colegas dejaron para los finados.

Los altares que colocó la Secretaría de Educación de Veracruz, son muy ostentosos, grandes, pero el de los periodistas asombra a los xalapeños, se amontonan para verlo y comentar. La gente habla, cuchichea, y algunas se unen al duelo. Los pequeños preguntan a sus padres: ¿Quiénes son los de las fotos?

-¿Quiénes son ellos mamá?

¬Son periodistas que murieron mientras trabajan, responde una madre.

Otros niños se acercan, algunos tocan las flores, sus mamás los regañan y les explican. “A ver hijo, ellos eran periodistas, los mataron y por eso sus amigos pusieron su altar aquí”.

¬¿Es el que se echó Duarte?, pregunta un joven a su novia mientras señala la foto del fotoperiodista Rubén Espinoza Becerril, asesinado hace tres meses en la colonia Narvarte en la Ciudad de México.

Es el altar de los periodistas, comenta una señora de tercera edad a su hija. “Cómo han matado a tantos este Gobierno, qué feo y triste”.

“Les quedó bien bonito su altar”, dice una joven madre que carga a su bebé. “Ahí está ese chavo Rubén, estaba bien joven, ¡porqué lo tenían que matar!”, afirma a su pareja que la acompaña.

“Ya no deberían pasar estas cosas Jaime, ojalá ellos tengan paz. Cada vez Veracruz está peor. Qué triste lo de los periodistas”, le comenta un señor a su hijo, que sacó su celular para tomarle una foto al altar.

En dos metros de papel corrugado periodistas y personas que se acercan a contemplar el altar han escrito mensajes para los comunicadores. Muchas son palabras de cariño para Rubén Espinosa, otras expresan la impotencia, la denuncia, el desasosiego, la rabia…

“Aquí estas Rubén con todos”.

“3 meses sin Rubén Espinoza ¡te extrañamos!”

“Nos faltan 16”

“Rubén, la tierra guarda tu cuerpo, la sangre que se derramó clama justicia, Javier Duarte de Ochoa pide tiempo, mientras toda tu familia añora tu sonrisa E.P.D”

“Rubencillo siempre estarás con nosotros, cinco años de impunidad”

“Ya lo pagarán ojo por ojo”

“No te querían ver pero aquí te tenemos, sigues velando el templo de tus asesinos. Solo voces tan fuertes siguen retumbando después de las balas”

“La verdad podrá ser escondida, empatada, distorsionada pero siempre será mostrada por los periodistas”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO