Nada fácil será la tarea que la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional le asignó a Luis Felipe Bravo Mena, como comisionado anti corrupción, por lo que deberá echar mano de su experiencia para intentar medidas que permitan frenar los frecuentes y sonados casos en que se han visto involucrados militantes y servidores públicos de su partido

En materia de corrupción hay una lamentable tendencia a igualarse entre todos los partidos políticos sin importar los postulados filosóficos y el programa. Por ello Bravo Mena ofrece ir al fondo de los problemas y menciona que en su responsabilidad no habrá intocables, aunque también señala que desde la comisión anti corrupción tratara de ser prudente para evitar la auto demolición.