Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
12 de noviembre de 2015

“La ambición es el último refugio del fracaso.” – Oscar Wilde.

Veracruz una vez más vive la lastimosa y lamentable consecuencia de mantener a funcionarios grises, ineptos, ladrones y descarados al frente de sus instituciones, la reciente declaración vertida por el director General del Instituto de Pensiones del Estado, Armando Adriano Fabre es la muestra de que tener el padrinazgo de un político salva a cualquiera de la ineficiencia e incapacidad para ejercer el cargo.

Yerno de Miguel Ángel Díaz Pedroza poderoso secretario Técnico del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), ex secretario General de Gobierno durante el mandato de Dante Alfonso Delgado Renauro, ex presidente del Colegio de Notarios, llegó a mediados del 2012 a terminar de hundir y liquidar al IPE tras la salida de Gonzalo Morgado Huesca, el famoso “Capitán Chanclas” que ahora se mantiene firme en su convicción de apoyar al senador Pepe Yunes en su intensión de suceder a Javier Duarte en el gobierno de Veracruz.

Con la desfachatez que le ha caracterizado Adriano Fabre, ha salido a señalar a la Universidad Veracruzana (UV), su propia alma mater adeuda la friolera cantidad de 2 mil 065 millones de pesos (mdp) por concepto del pago de jubilaciones y pensiones del personal universitario.

El aún director del IPE asegura que al momento se tienen contabilizados más de tres mil 100 trabajadores universitarios y académicos jubilados, los cuales han pecado de tener pensiones muy altas, y remata su dicho, acusando que los 800 millones de pesos que se requieren no alcanzan a ser cubiertos por el patrón de estos jubilados.

Justificó la ineficiente administración estatal en el manejo de los recursos públicos aludiendo que gracias a la buena voluntad y casi a la benevolencia del mandatario estatal, se logran erogar hasta el mes de octubre 292.7 mdp de los casi 400 mdp para todo el año.

Pecando de bocón Armando Adriano se atrevió a revelar que actualmente se tienen 28 mil 675 pensionados sobre una base de 99 mil trabajadores es decir sólo un 28.96 % de pensionados contra los que actualmente cotizan como activos.

La respuesta no tardo en llegar, vino de la mano de la secretaria de Administración y Finanzas de la UV, Clementina Guerrero García quien afirmó que la máxima casa de estudios de Veracruz ha cumplido cabal y oportunamente con sus obligaciones ante el Instituto como consigna la Ley.

Guerrero García precisa que los importes y porcentajes de cuotas de trabajadores y aportaciones patronales, así como pagos vinculados a su nómina de personal activo, todos ellos perfectamente registrados y comprobables, que es Gobierno del Estado el organismo que del subsidio estatal de la UV retiene y transfiere los recursos para pagar las obligaciones de esta casa de estudios al IPE.

La responsable financiera de la UV aseguró que las obligaciones con los pensionados son competencia del IPE, que la Universidad acata puntualmente lo dispuesto en la Ley del IPE y que la Universidad cumple con las disposiciones de sus Contratos Colectivos.

Mediante una carta dirigida a la comunidad universitaria, afirma que la UV posee comprobantes del cumplimiento de sus obligaciones ante el IPE, de igual modo cualquier nómina de pensionados es competencia del IPE y nunca de la Universidad, por lo que en consecuencia, la máxima casa de estudios rechaza cualquier intento de transferirle un déficit que no le corresponde.

La crisis financiera de la UV es una bomba de tiempo, que de la mano de otros temas reventaran tarde o temprano, la sociedad contempla como sin mayor pudor los funcionarios Duartistas continúan burlándose de los veracruzanos, sin que nadie le ponga un alto, al caradura que despacha en el IPE.

Al tiempo.

Contacto:

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx