Figuras y Figurones
Por Francisco Licona
27 de noviembre de 2015

Ulrich Richter Morales (abogado, egresado de la Escuela Libre de Derecho, conocido ampliamente como activista ciudadano, consejero del Consejo de Participación Ciudadana de la Procuraduría General de la República y Secretario General de la agrupación Ciudadanía y Democracia) sostiene que una nueva fuerza ha comenzado a tomar las riendas de México.

Ulrich dice que esa fuerza es una forma de poder que ha puesto en evidencia la incapacidad del Estado para enfrentar los grandes problemas nacionales. Dicho ímpetu está representado por los ciudadanos. Son ellos quienes comienzan a ocuparse del trabajo que la clase política no ha podido –o no ha querido- realizar.

Richter Morales describe los caminos y los vericuetos que se deben brincar cuando se quieren activar los derechos sociales y políticos, pero cuando se logran vencer, el poder ciudadano es capaz de transformar nuestra realidad, exigir cuentas y alcanzar resultados tangibles.

Y es precisamente un caso de lo anterior, la nota que hoy ocupa las primeras planas de los impresos nacionales y los espacios cibernéticos: la renuncia del Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, Arturo Escobar.

Una buena señal para la sociedad que se organiza es el caso de la orden de aprehensión girada en contra del hasta este miércoles Subsecretario, ya que todo inició por la denuncia valiente y documentada que hiciera la Organización Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, A. C. INCIDE Social, que preside Clara Jusidman Rapoport y dirige María Enriqueta Cepeda Ruiz.

Desde el nombramiento de Arturo Escobar en Gobernación, INCIDE señaló su falta de calidad moral y profesional para ocupar el cargo. En materia electoral le reclamaron:

  • Que como senador del PVEM, en 2009, fue sorprendido con una maleta con 1.1 millones de pesos llegando al aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
  • Que la FEPADE tenía 3 averiguaciones abiertas contra el PVEM por el caso de CINEMINUTOS (Propaganda ilegal).
  • Que la empresa que contrató los “CINEMINUTOS” era propiedad de Adrián Escobar, hermano de Arturo Escobar.
  • Que como Subsecretario estuvo visitando Chiapas y realizando eventos de promoción con el Gobernador Velasco, recorriendo los polígonos de Tuxtla Gutiérrez que forman parte del PRONAPRED, y prometiendo mayores recursos. Una visita oficial que evidenciaba el potencial uso político electoral del Programa.

Hoy sabemos que esa acción valiente de la sociedad civil organizada podría llegar a resultados insospechados e involucrar a personajes de altos niveles en el INE por omitir sancionar al PVEM. Podría llevar a la cárcel a todos aquellos empresarios que se prestaron a emitir facturas millonarias por servicios no prestados.

Lo que está sucediendo en el país, no es lo último a lo que puede llegar la sociedad civil organizada, pero da la esperanza para que se insista por ese camino como aquí en Veracruz lo hacen los integrantes del Foro Plural de Economistas Veracruzanos, quienes en Asociación con 6 organizaciones ciudadanas y sociales han emprendido la cruzada de formular un “Programa de Crecimiento de Corto Plazo”, que se dará a conocer por igual a los abanderados partidistas, con el fin de que sirva de base de seguimiento y evaluación por un Observatorio Ciudadano o Contraloría Social independiente del Gobierno del Estado, que se integrará profesionalmente de entre los miembros del Foro Plural de Economistas Veracruzanos, Foro Permanente de Exlegisladores Federales y Estatales; el Frente Amplio de Ciudadanos y Organizaciones Civiles; Colegio de Licenciados en Derecho, Penal, Privado, Corporativo y Fiscal; Que hable Veracruz, A.C.; México Renace por las Mujeres, A.C. y CANACINTRA, Xalapa; más los que quieran sumarse.

La idea es darle seguimiento a todo aquello que los candidatos se comprometan hacer ante Notario Público, del “Programa de Crecimiento de Corto Plazo” que se les propondrá públicamente.

El poder ciudadano fundamentado es el camino.