Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
03 de noviembre de 2015

Un gran fraude se ha cometido, por parte de las autoridades correspondientes del Ayuntamiento de Xalapa. Durante varias administraciones, en complicidad con presidentes de vecinos del lugar, sin los estudios de mercado correspondientes se dejó crecer exponencialmente la zona comercial de la Indeco Animas, que abarca desde la Avenida Lázaro Cárdenas hasta la primera caseta del Fraccionamiento Las Animas. Son años que llevan los vecinos denunciando, tanto personalmente como a través de los medios de comunicación, y no han sido escuchados. Sin permisos de suelo, sin estacionamientos, sin firmas- sólo algunas que los presidentes juntaban para beneficio propio- se fue llenando la avenida Araucarias de negocios de todo tipo. El dolo consiste en que un 90% de los negocios, carecen de lugares para aparcamientos vehiculares. Por eso mismo muchos son pasajeros. Un buen porcentaje ha tenido que mudar. Negocios que duran sólo meses y que ni siquiera pueden recuperar la inversión. El problema de tráfico es delicado, pues se estacionan en doble fila y los agentes de tránsito brillan por su ausencia. Esto provoca conatos de violencia, pues las personas no se mueven y entran en conflicto. En lo que a las escuelas refiere, los padres de familia no circulan y se quedan más tiempo del necesario, sin que las autoridades escolares hagan algo. Es un caos y una anarquía tremenda. Han construido edificios más pesados, de lo que puede sostener el tipo de terrenos que ahí se ubican, que corren riesgo de venirse abajo. Propiamente son los que rentan como gimnasios. No hay ley ni orden. Los gobiernos son muy exigentes con los impuestos, cada día más caros, pero para brindar los servicios son muy lacios. El problema es que la saturación es ya insoportable, en muchos aspectos, y se siguen construyendo y rentando espacios. ¿En dónde están los diputados que en elecciones fueron a pedir el voto de ese distrito?*** El cáncer se extiende hacia el parque llamado de “El Huarache”, en la esquina de Sebastián Bach y Araucarias. Los ambulantes se han empoderado del lugar, de manera arbitraria y violenta pues si se les solicita el permiso correspondiente, que dicen tener pero no enseñan, responden con agresión verbal y hasta con groserías. “¡Hágale como quiera, el municipio nos protege!”, es en voz alta la respuesta. Venta de tamales, hot dogs, pan, jugos, tacos, café, crepas, muebles, plantas, coches, flores es la vendimia. Sabemos que los ambulantes, deja buen dinero a los municipios pero los vecinos pagan impuestos y los servicios como teléfono, luz, agua, predial más caros. Desde hace varios años, han sufrido sus habitantes calamidades- todavía a las 12 de la noche se acostumbra- como la alta velocidad por la que transitan por la Avenida Araucarias, que ha provocado serios accidentes y muertes. Incluso el hijastro de un ex alcalde, mató a una viejecita que tuvo la mala suerte de estar en una esquina esperando su camión. El joven iba tomado y la justicia lo exoneró. Decenas de historias parecidas. Lo que hace 20 años era un edén, hoy es lastimosamente una colonia de tercera. El fraccionamiento más exclusivo y caro de aquel entonces, convertido en muladar con sus parques y jardines en el abandono. Llenos de monte, delincuentes y ambulantes. Los vecinos, por este conducto, claman a los ilustres que ahí habitan como el diputado Ricardo Ahued, el alcalde Américo Zúñiga, los empresario Fernández y los Chedraui , el ex gobernador Miguel Alemán y otros que intervengan para salvaguardar el sitio, que es donde se asientan sus hogares y han crecido sus hijos. Ningún alcalde ha encarpetado la avenida Araucarias, que antes era orgullo y hoy da lástima y daña las carrocerías de los autos por los grandes baches. No se vale, dicen, que a los contribuyentes se les amenace con embargar sus hogares si no pagan el predial, pero cuando se exige las autoridades cumplan con sus deberes estos se embolsen lo que pueden, se van cargados y ellos se quedan esperando las promesas de campaña. Sólo se acuerdan de ellos cuando presidentes de asociaciones de vecinos ávidos, como el de la Animas, se presta a llevar a los vecinos a reuniones con los candidatos y los únicos que reciben beneficios son ellos. Ojala haya alguien, que voltee a ver ese importante pulmón que era natural y hoy sufre grave contaminación. *** Llama la atención el negocio de las crepas, que se instalan en el parque del Huarache y que en su propaganda, en el descaro total, han puesto como dirección la de ese lugar como si fuera propio sin declarar a Hacienda por supuesto. Son los más agresivos, pues dicen el negocio pertenece a un periodista supuestamente poderoso que vive en el lugar. Así están las cosas. *** “La honrosa condición de representar a México ante gobiernos extranjeros u organismos internacionales se pervierte cuando se asigna el cargo de embajador o cónsul a un personaje carente de méritos o, peor aún, con una trayectoria oscura, censurable. Este es el caso del nombramiento de Fidel Herrera Beltrán como cónsul de México en Barcelona. Su designación ha generado reacciones adversas, tanto en México como en España. La prensa española ha sido particularmente crítica. El País, por ejemplo, resalta los malos resultados de Herrera como gobernador de Veracruz: crecimiento de la deuda pública y de la inseguridad asociada al crimen organizado. En efecto, Fidel Herrera entregó muy malas cuentas en su estado. Pero, además, es un exponente de la marrullería electoral y la picaresca política. Su cercanía con Kamel Nacif, el rey de la mezclilla y la difusión de un dialogo vulgar, puso en evidencia la subordinación de dos senadores de la Republica al interés de un mercader disfrazado de empresario”, en la opinión de Alfonso Zárate. *** Alertamos a la población, según denuncia, sobre el taxi con número económico 1335 por supuestos reportes de robo. Hay que estar atentos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.