En unos días los dirigentes estatales del PAN y del PRD harán pública la alianza electoral que han pactado sus dirigentes nacionales para la próxima elección de gobernador y de diputados locales, y que en términos concretos se traduce en que el candidato de esa coalición a gobernador sea el diputado federal panista Miguel Ángel Yunes Linares y que al PRD rojo le dejen algunos distritos para proponer candidatos a diputados.

Tratando de anticiparse a este anuncio, el dirigente estatal del del PRI Alberto Silva Ramos ha dedicado parte de su tiempo a la recuperación de lo que el PRI-gobierno tenia prestado en el PRD-Rojo; y ya lleva avances entre los ediles que estaban de paso en ese partido y que al llamado de palacio de gobierno, estarán más que puestos para rechazar la coalición, incluso hasta Roberto Capitan ex secretario particular de Rogelio Franco anunció que ya despacha en las oficinas de Silva Ramos.