Journal Veracruz
Por Camilo González
02 de noviembre de 2015

Ahora que la dirigencia estatal ha comenzado una nueva etapa dentro del PRI, en el puerto de Veracruz los dirigentes seccionales estuvieron presentes en el desayuno del día de ayer, que fue un intercambio de ideas dominical, en La Redonda del sindicato de ferrocarrileros.

Ahí, el dirigente Alberto Silva Ramos llamó a la unidad y a mantenerse como la primera línea de defensa del gobernador Javier Duarte.

De esta manera, los distintos grupos y liderazgos de la zona conurbada estuvieron presentes y cerraron filas alrededor de los objetivos planteados por el presidente estatal, Alberto Silva, y que son primero los diálogos por el Veracruz que queremos, luego la consulta a las bases para definir los mejores candidatos a las diputaciones locales, para terminar con la definición del método de selección del candidato a gobernador 2016-2018, siguiendo la máxima de don Jesús Reyes Heroles: “primero el programa, luego el candidato”.

El carisma de Alberto Silva salió a relucir. La química con la gente existe y ésta es la oportunidad, tanto a nivel municipal como a nivel estatal, de renovar los compromisos con los militantes y con los ciudadanos de las colonias de Veracruz, que son mejorar sus condiciones de vida a través de mejores servicios públicos, ‎resolver la sensación de inseguridad que se mantiene en diversas zonas, mantener los seguros de jefas de familia y de apoyo al trabajo de adultos mayores y personas con capacidades diferentes, llevar más cursos de capacitación y mejorar la infraestructura de seguridad, mejorar la educación vial y hasta la educación sexual, ya que en el puerto habría que reconocer que existe un grave problema social de madres jóvenes y sin experiencia laboral o sin ninguna especialidad educativa. Existen por ejemplo, las licenciaturas en línea o los programas federales de mejora de infraestructura, de empleo temporal o de capacitación para los nuevos empleos que va a generar la ampliación del Puerto de Veracruz.

Como muestra de la capacidad de convocatoria de Alberto Silva, en el desayuno estuvieron presentes Ramón Poo Gil, Daniel Galindo Moreno, Anilú Ingram Vallines, Harry Grappa Guzmán, Marlon Ramírez Marín, Jon Rementería Sempé, Tonatiuh Pola Estrada, Antonino Baxzi Mata, Erika Ayala Ríos, Fabiola Vázquez Saut, Guadalupe Tapia, Luz del Carmen Baxzi, Belén Fernández del Puerto, Raúl Ramos Vicarte, José Ruiz Carmona, Pablo Zurita y Francisco Bravo.

Rumbo a los 30

El capital político en la zona conurbada que mantienen Daniel Galindo, Pepín Ruiz Carmona y Marlon Ramírez ha sido visto por ciertos personajes como algo negativo, cuando lo único que han traído al partido han sido votos, mientras la discordia viene del lado donde los asesores ganan elecciones para el PAN (Baja California, Querétaro y Veracruz) y luego andan buscando a quién culpar.

 

Anilú a Desarrollo Social

En los próximos días asumirá la ex presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Veracruz, Anilú Ingram, como delegada federal de la Sedesol, sucediendo a Marcelo Montiel Montiel. El reto de Anilú será el de recomponer lo prometido e inyectar un nuevo dinamismo en el tema social, que en Veracruz es uno de los rubros más prioritarios, por lo que al mismo tiempo el cargo es uno de los más importantes en el Estado, es una posición desde la cual se puede hacer mucho para mejorar sustancialmente las condiciones de vida de las familias que más requieren un cambio y, por supuesto, es muy importante que las mujeres ocupen cargos de este nivel. Además, el trabajo que realice Anilú va a abonar al esfuerzo para que se logren las metas proyectadas por el nuevo dirigente del PRI estatal, Alberto Silva Ramos.

www.journalveracruz.com