thumbXalapa- 2015-11-2510:41:34- Rosalinda Morales / Este miércoles 25 de noviembre se conmemora el día internacional de lucha contra la erradicación de la violencia contra la mujer, en Veracruz aun cuando en cifras oficiales no ocupa primeros lugares nacionales en feminicidios, organizaciones de defensa de mujeres aseguran que hay un subregistro, es decir, cifras que no son catalogadas como feminicidios de homicidios de mujeres, o accidentes donde mueren en circunstancias extrañas y desapariciones que obligaron hace unos meses a pedir la alerta de género que aún analiza la Secretaría de Gobernación federal.

Araceli González Saavedra, integrante de la organización civil “Equifonía”, representante de las organizaciones solicitantes de la alerta de género ante Gobernación federal, precisa que sólo hasta noviembre de este año se tienen entre 85 y 100 feminicidios. “En los últimos 10 años no habíamos tenido cifras tan altas en el estado de Veracruz”.

La diputada Mónica Robles consideró que la alerta de Género en Veracruz es necesaria, porque en efecto se requiere “emplear mecanismos de protección a mujeres, no es un toque de queda, es la implementación de mecanismos la alerta”, explicó hace unos días previos a la conmemoración.

Otros colectivos de mujeres opinan que Veracruz ocupa el cuarto lugar nacional en casos de feminicidios, “aunque traten de negarlos casos”, afirmó Jimena Vio, del colectivo Akelarre.

“De acuerdo al estudio, los casos de abuso sexual se han concentrado especialmente en la zona de Poza Rica, reportados por el Sector Salud. Pero los municipios con mayor violencia, incluida la feminicida es Veracruz Puerto, Xalapa, Coatzacoalcos, Poza Rica y la zona de Córdoba-Orizaba”.
“Para nosotras esto es grave porque llevamos varios años que llevamos con la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia, están establecidas estas legislaciones y las mujeres siguen viviendo violencia y se ha incrementado”.

Montserrat Díaz señala que son Coatzintla, Cazones, Tempoal, Tantoyuca, Tihuatlán, Tuxpan, Vega de Alatorre, San Rafael, Poza Rica, Cerro Azul, Tecolutla, Papantla, Pánuco, Veracruz, Medellín de Bravo, Martínez de la Torre, Córdoba, Agua Dulce, Orizaba, Xalapa y Tres Valles son algunos de los municipios en donde se registra ese delito de feminicidio en el Estado.

“No hay estudios, no hay avances de esto y las mujeres siguen muriendo a manos de los hombres y en ocasiones cuando son crímenes relacionados con la delincuencia organizada, es decir, que la mujer está involucrada en algún delito de este tipo, está involucrada en él porque guarda una relación con quienes sí cometieron o cometen este tipo de delitos”.

Araceli González reconoció que Veracruz cumple con la parte de la armonización legal con los tratados internacionales pero no se tienen programas y servicios para la prevención de la violencia feminicida. Tampoco se garantiza su castigo ni se otorgan recursos adecuados para acabar con el problema.

Aquelarre por su parte señala que del año 2012 al 2013 se presentaron 175 casos de feminicidio en Veracruz, donde solo 87 casos fueron investigados.

Monserrat Díaz añade que el Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana realiza un monitoreo de medios de comunicación para contabilizar las muertes de mujeres en el estado vinculadas a la violencia, sin embargo, no hay cifras concretas sobre los casos, “Realmente es una problemática la falta de banco de datos sobre los asesinatos de mujeres”.

Recordaron que Veracruz se encuentra solo por debajo de Chihuahua, Tamaulipas y Quintana Roo en casos de feminicidios. Mientras que México a nivel mundial ocupa el tercer lugar.
Las activistas denunciaron que el problema de las cifras en cuanto a feminicidio en Veracruz, es que otorgan cifras mínimas mientras que los colectivos y medios de comunicación contabilizan un alto número de casos, que además va en incremento.
Los municipios de Córdoba, Orizaba y Agua Dulce han presentado el mayor número de feminicidios. Mientras que las principales víctimas son mujeres de entre 14 y 20 años.

CIFRAS NACIONALES

a. Las mujeres asesinadas durante 2013 son predominantemente niñas, adolescentes y mujeres jóvenes: siete de cada 100 mujeres asesinadas eran niñas de 0 a 14 años.

b. Una cuarta parte de las mujeres ultimadas tenían entre 15 y 24 años y 42% tenían entre 25 y 49 años; 17% eran mujeres mayores de 50 años.

c. Entre los hombres, la proporción de infantes menores de 15 años asesinados es del 1.4%; mientras que los jóvenes de 15 a 24 años que murieron por una agresión fueron el 22.1%; y el 57.2% de los fallecidos tenía entre 25 y 49 años.

ANTECEDENTES DE LA CELEBRACIÓN

En el mes de julio de 1981, se celebró en la ciudad de Bogotá, Colombia el Primer encuentro feminista de Latinoamérica y el Caribe, con participantes de México, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile y Colombia, con el objetivo de intercambiar experiencias y analizar la situación de las mujeres de la región. En dicho encuentro se propuso organizar actos en toda América Latina contra la violencia que sufren las mujeres y declarar el 25 de noviembre el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer, en memoria de las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo, en República Dominicana.

A la postre, el 17 de diciembre de 1999 la Organización de las Naciones Unidas en su Resolución A/RES/54/134, declara el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, mediante la cual insta a los gobiernos, los organismos, órganos, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas, y a otras organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales, a que emprendan ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto del problema de la violencia contra la mujer y que consideren que “…por violencia contra la mujer se entiende, todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO