04british_pretroleumRedacción- 2015-11-3010:53:20- La Corte Suprema de Estados Unidos informó este lunes que no atenderá la apelación presentada por tres estados mexicanos que pedían compensación de parte de BP y de otras empresas, a raíz del derrame petrolero ocurrido en el Golfo de México en 2010.

La decisión confirma el fallo de una instancia menor según la cual los estados de Veracruz, Tamaulipas y Quintana Roo no pueden presentar tal demanda debido a que la zona afectada es propiedad del gobierno mexicano, esto de acuerdo a lo publicado por AP.

Pese a que los gobernadores de Tamaulipas, Torre Cantú; de Veracruz, Javier Duarte; y el de Quintana Roo, Roberto Borge, se sumaron a la demanda contra la compañía británica British Petroleum (BP) por el derrame de cinco millones de barriles, la petrolera ha hecho caso omiso a los reclamos de los pescadores de estos estados, quienes han esperado justicia durante cinco años con cierta amargura y resentimiento porque sus pares de Alabama, Florida, Louisiana, Mississippi y Texas, ya fueron indemnizados igual que empresas turísticas y ambientales.

El gobierno federal de México introdujo un recurso similar en 2013, que avanza por el sistema judicial.

Lejos quedaron los tiempos en que el Torneo de Pesca Sabalo de Plata reunía a miles de pescadores, yates, centros turísticos, hoteles y vendedores de Veracruz. Desde el derrame de cinco millones de barriles de la compañía británica British Petroleum (BP), en 2010, el pescado se volvió cada vez más escaso hasta que el desastre les golpeó a la cara.

“En el último evento, la pesca fue de cero”, cuenta Horacio Polanco, consultor de Estrategia Ambiental Sustentable Siglo XXI y uno de los representantes legales de 25 mil pescadores de tres estados de la costa del Golfo de México que demandaron a BP ante una corte de Louisiana, Estados Unidos.

Pese a que los gobernadores de Tamaulipas, Torre Cantú, Veracruz, Javier Duarte y Quintana Roo, Roberto Borge, se sumaron a la demanda contra BP, la petrolera ha hecho caso omiso a los reclamos de los pescadores de estos estados quienes han esperado justicia durante cinco años con cierta amargura y resentimiento porque sus pares de Alabama, Florida, Louisiana, Mississippi y Texas, ya fueron indemnizados igual que empresas turísticas y ambientales; estados y municipios de ese país.

Lo saben porque la empresa lo divulga cada vez que puede en su página web, detalle a detalle los pagos: ya sea por daños ambientales o por daños a la pesca; para estudios oceanográficos, para medir el deterioro ecológico y hasta para repuntar economías locales.

“Su gobierno sí ha respondido”, alega el consultor mexicano.

¿Cómo lo logró? En 2012, la Agencia de Protección Ambiental de EU suspendió el otorgamiento de nuevos contratos federales a la petrolera inglesa ante procedimientos penales derivados del derrame petrolero.

De lado sur de la frontera, los afectados han tenido que hacer antesala en congresos y Palacios de Gobierno; ver a secretarios; reírse en comidas y reuniones y toda la lisonja que exigen los rituales de la clase política mexicana… ¡sin ningún resultado!

Al contrario, tras la apertura en México a la inversión privada para exploración de petróleo en aguas profundas, la British Petroleum se mantiene como uno de los más fuertes candidatos para adquirir contratos mientras en el Golfo de México las personas afectadas por el derrame ecológico se las ven negras.

“Nuestro gobierno no ha actuado como se debe”, afirma Polanco.

Por eso se fueron con su desconsuelo a Estados Unidos que les dio entrada legal a través del juez Carl Barbier que llevará el caso; el abogado representante de los mexicanos es Ezequiel Reina Junior. Pide 100 mil dólares para cada pescador, 2 mil 500 millones de dólares en total.

EL DERRAME

El 20 de abril 2010 un escape provocó una explosión en la plataforma petrolífera semisumergible Deepwater Horizon, que fue seguida por un incendio. Dos días más tarde se hundió, llevándose con ella once vidas humanas. El escape se produjo durante las prospecciones del yacimiento de Macondo del Golfo de México, debido a un sellado parcial del pozo petrolífero.

Varios expertos estimaron que la fuga de petróleo se producía a razón de entre 35 mil y 60 mil barriles por día (entre 5mil 600 y 9 mil 500 metros cúbicos diarios).

El abogado ambientalista Horacio Polanco Carrillo destacó que va por buen camino la demanda que entablaron unas 25 mil personas relacionadas con la actividad pesquera en el Golfo de México en contra de la compañía British Petroleum (BP) y se esperan mejores resultados toda vez que el Gobierno del estado de Veracruz, por instrucciones del gobernador Javier Duarte de Ochoa, también se ha sumado a esta demanda.

“El Gobierno de Veracruz, por instrucciones de Javier Duarte de Ochoa también se sumó a esta demanda, y también se unieron en esta causa los gobiernos estatales de Tamaulipas y Quintana Roo, pues se trata de ecosistemas muy frágiles y están intercomunicados. Ahora sólo estamos esperando que la Corte nos dé la cita para nuestro juicio”.

En entrevista, dijo que tras pasar por la etapa de recabar las pruebas y la información necesaria entablaron el juicio de manera oportuna en una corte de la ciudad de Houston, en el estado de Texas, en Estados Unidos apoyados por el despacho del abogado Ezequiel Reyna Jr., quien también hizo lo propio en una corte en el estado de Louisiana, por lo que ahora sólo faltará esperar a que se resuelvan las demandas que se presentaron con anterioridad, la mayoría de ellas en la Unión Americana.

LOS AFECTADOS

800 mil personas que fueron afectadas exigen a la compañía British Petroleum, el pago por daños a la cadena de producción fundamentalmente de la pesca, que ascienden a 7.8 billones de pesos, debido al derrame de hidrocarburos provocando la catástrofe más grande en materia ecológica frente a las costa este del vecino país del norte en el 2010.

Como se recordará, dicha empresa petrolera, generó un accidente de incalculables consecuencias.

En ese sentido, pescadores, restauranteros, prestadores de servicio, gente que vive del mar y de la producción pesquera, se organizó y en su momento, reclamó la justa indemnización, lo anterior, debido al deterioro del entorno en el que de una u otra manera desarrollan sus actividades para subsistir, indicó Horacio Polanco Castillo, abogado que está llevando el caso, reclamando la indemnización para cerca de 300 pescadores tuxpeños.

Son 21 mil personas desde Yucatán hasta Tamaulipas del lado mexicano, y será el juez radicado en Luisiana, Carl J. Barbier, quien emitirá el fallo, indicando si la cantidad reclamada es la justa y además si procede la demanda.

El despacho jurídico de Polanco Castillo explicó que para el 5 de diciembre en el Plata y Rosa, sostendrá una reunión informativa con aquellos que incluyeron el reclamo ante los órganos jurisdiccionales de los Estados Unidos de Norteamérica.

Ahí también les explicará en qué fase va el asunto, de la sentencia ganada en contra de la Comisión Federal de Electricidad y en la que el juzgado séptimo de distrito ya emitió la sentencia desde el 2010, en la que condena a la instancia federal a resarcir los daños, rehabilitar la Laguna de Tampamachoco.

BRITISH PETROLEUM VA POR CAMPOS PETROLEROS

Hasta el momento, nueve firmas nacionales e internacionales pagaron ya 5.3 millones de pesos para acceder al cuarto de datos de la segunda fase de la Ronda Uno para desarrollo de campos petroleros en aguas someras del Golfo de México; dos de ellas, la holandesa Shell y la mexicana Grupo Diavaz, se encuentran precalificadas para iniciar el proceso de licitación.

De acuerdo con el último reporte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), 14 empresas han mostrado interés mediante preguntas al regulador y 13 de ellas iniciaron el trámite para obtener el acceso al cuarto de datos.

Además de las firmas precalificadas, las empresas autorizadas para ingresar al cuarto de datos, y que pujarán por alguno de los cinco contratos que incluyen nueve áreas en Campeche y Tabasco son: British Petroleum, Casa Exploration, LUKoil, Petróleos Mexicanos, Sierra Oil and Gas, Total y, como novedad, en esta fase de la ronda destaca la presencia de la petrolera estatal China National Offshore Oil Corporation.

La segunda fase tiene reservas estimadas de 671 millones de barriles, que equivalen a 1.5% de las reservas totales del país; en un área de 280 kilómetros cuadrados, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha perforado 17 pozos y realizado pruebas de producción en 10 de ellos.

El proceso de licitaciones para la primera fase de esta Ronda Uno cerró el periodo de inscripciones con 33 firmas precalificadas, entre ellas cuatro de las 10 más grandes del mundo, y únicamente British Petroleum, Japan Petroleum, Japan Oil and Gas, Mitsubishi, Casa Exploration y la mexicana Petrobal no han realizado el trámite de inscripción cuya fecha límite era el 31 de marzo, aunque esta semana la CNH dará a conocer a los contendientes finales que podrán iniciar también la gestión de sociedades entre ellos —siempre y cuando no sea entre empresas que ya produzcan más de 1.6 millones de barriles diarios— para contender por alguno de los 14 contratos para exploración y subsecuente explotación por hasta 25 años dentro de un área de 4,222 kilómetros cuadrados frente a las costas de Campeche, Tabasco y Veracruz.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO